DE ALMA A ALMA

lunes, 22 de noviembre de 2010

Tres noches, tres lunas, tres mujeres



1-mujer-y-luna-carbonetti

Dicen que nunca vemos la misma luna, y que, por suerte del devenir, nunca somos los/as mismos/as cuando la admiramos.

-- La noche del primer día: primera luna

Las nubes hoy no son blancas, les prestó su plata la luna, y andan presumiendo por el cielo. Corren como locas de mano del viento. Dibujan y desdibujan bellos tapices y juguetonas se dan la mano. Entre sus sinuosas siluetas brillan inusitadas las estrellas del bello cielo de la Palma. Huele sutil e inmensamente a jazmín, un aroma que te acaricia y te envuelve como un velo transparente...que te transporta y te devuelve una y otra vez, te transporta y te devuelve, te transporta al cielo donde asomándote a la luna puedes observar la tierra boquiabierta ante tanta luminosa belleza y te devuelve a la tierra para seguir observando hechizada esa increíble plateada luna.
Barlovento,La Palma 29 de diciembre 2009
Teresa Delgado (Tripti-Tse)

-- La noche del segundo día:segunda luna

¡¡¡¡¡Cielos!!!!Cuando uno cree que ha visto lo más bello, le sorprenden con un poco de belleza más. La luna se ha enterado de que hablo de ella con ustedes cada noche y, orgullosa de que la nombre, hoy se ha puesto tan bella, que me ha sobrecogido el alma. Se puso un vestido de lentejuelas plateadas, que le ceñía la cintura como ninguno, se maquilló la cara con purpurina, y se asomó al cielo más brillante que nunca, oronda, inmensa, plena..... El mar se vistió de plata para irle a juego y sobre sus aguas extendió una finísima alfombra para que ella tuviera luz a su paso. Las nubes a los laditos, sin molestar, como un inmenso telón, para que la protagonista coqueta y altanera se luciera. El aroma de jazmín hoy era tan intenso que sentí que levitaba por breves e infinitos instantes, liviana; como sin cuerpo y que era una con el mar, con el aire, con las nubes…con la luna, mientras un duende travieso, me susurraba al oído mezcladito con el viento:
Hoy está especialmente coqueta la luna ,hasta su mejor perfume se ha puesto, esta tarde la vi colocarse con elegancia, sutileza y mucho tino dos gotitas de esencia de jazmín detrás de las orejas, y una gotita dejó caer, como hace siempre, al loco mundo.
-- La esencia de jazmín les invita a la unión, alivia su tristeza, relaja su ansiedad, y les ayuda a ver lo importantes que son para el universo y cuanta abundancia está guardando para ellos.
También me dijo que los aromas van de la nariz al alma, y allí despiertan notas ancestrales, que los envuelve, que los transportan, que les recuerdan de donde vienen, adonde van, de que están hechos...aunque solo sea por breves instantes y que eso les viene bien.

Yo me lo he creído...y tú?
Barlovento, La Palma 30/12/2010
Teresa Delgado (Tripti-Tse)

-- La noche del tercer día.( Última luna del año)

Luna llena. Eclipse parcial de luna
¿Quién cogió una goma y borró la luna de ese cielo?

Se puso un abrigo negro porque esta noche hace mucho frío. Más tarde lucirá su alma de plata. El mar sin su brillo también oscureció. Sé que dentro de un rato, ambos lucirán sus mejores galas y brindarán por el nuevo año. ¡Cómo iba ella a faltar a esta fiesta!
Como cada año, se maquilla, se acicala, se perfuma, se engalana., y desde su palco de honor observa extasiada el brillo de la tierra, los fuegos de colores, las burbujas… Escucha las carcajadas, el júbilo, las campanadas y se estremece por la alegría de los hombres y las mujeres que celebran que llegó el nuevo cachito de tiempo. Más tarde, cuando el ruido es menos intenso ella, que es mujer, abre su corazón y sus orejas para escuchar los otros ruidos , aquellos más sutiles pero no menos intensos, lágrimas que caen furtivas, suspiros de remembranzas, anhelos desesperanzados, latidos de esperanza , desdeseos, soledades ,hambre, llantos ahogados, encerrados entre rejas, o en cuerpos o en calles frías, en campos de refugiados, en casas deshabitadas, en chabolas, en sillas de ruedas, en hospitales, en caminos de ida y vuelta sin mapa…y a todos esos seres, ella los acuna, los consuela, los abraza, secretamente les susurra al oído mientras duermen, palabras de esperanza….les quita un poquito de dolor y les recuerda, que todo tiene sentido, que no están solos, que alguien los ama.
Y se pone otra vez su abrigo negro, creo que por la pena...
O por el frío?

Barlovento, La Palma 31/12/2009

Teresa Delgado

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo que escribo habrá valido la pena si llega a ese otro lado que eres tú.
Es entonces cuando firmo...
Cuéntame