DE ALMA A ALMA

sábado, 6 de noviembre de 2010

Muerte



jueves, 21 de octubre de 2010 a las 8:27 · Editar · Descartar

Muerte: inevitable recodo en el camino de la existencia, en donde hemos de parar a por mas vida.

Inevitable pero siempre justo y necesario.


Teresa Delgado



TANKA VIENTO



Es la palabra

sin espacio ni tiempo

el barlovento

que te trae amado mio

hasta mis coordenadas.

Teresa Delgado (Tripti-Tse) © 2010

miércoles, 3 de noviembre de 2010

ME MIRO


En la mirada que el espejo refleja,
se encuentra la mirada de Dios.
Muchos dioses pretenden colarse
a ser uno mismo,
pero uno mismo acaba dibujandose,
irremediablemente,en su propia mirada
reflejada en la pupila universo
que nos mira.

Teresa Delgado

martes, 2 de noviembre de 2010

DICE EL HOMBRE EN LA ORILLA


Un regalo de mi querida amiga Andrea Bergmann Tomeo



DICE EL HOMBRE EN LA ORILLA

Me enamoré hace mucho de la mar
transparente y sin dioses
y como es trampa y ley de los amores
me enamoré temiéndola esperándola

a veces era el mar azul
pero otras veces la mar verde
y es obvio que no son lo mismo
siempre elegí la mar matriz
la MarElla esa bóveda materna
(de materna a mar tierna sólo median
dos o tres plenamares)

cuando llega el MarÉl atronador
rompiente poderoso
yo me tiendo y espero
sobre las dunas neutras sabedoras

no voy a caminar sobre las aguas
como hizo el fundador de los milagros
hundirse en ellas es ahora
el milagro posible
por eso aguardo
sobre la arena volandera

a que acuda la MarElla la tierna
lúbrica gozadora bienvenida
acariciante espléndida desnuda
o apenas guarnecida de algas y coral

y al llegar finalmente la MarElla
desciendo como un pez a su caverna
y después de tendernos en su lecho de sal
la remonto con todas mis nostalgias
las de agua y las de tierra
y al Mar
Él le reservo
cornamentas y celos

Mario Benedetti

EL ANILLO DE SAKÚNTALA




EL ANILLO DE SAKÚNTALA

Sobre un papel en blanco

Araño tu nombre con este anillo

Karmico ritual amoroso

Única danza posible

N
ada resulta suficiente

Tan solo escribirte, escribirte, escribirte

A la deriva del camino hasta ti,

Latiéndome irremediablemente

Al noveno día llegaré a tus brazos.



Teresa Delgado

                         Teresa Delgado Duque, el Martes, 02 de noviembre de 2010 a las 21:36



EL ANILLO DE SAKÚNTALA



Esta leyenda de origen oriental narra el amor entre una bella doncella, Sakúntala y un joven rey, Duchmanta. Éste, al adentrarse en el bosque donde ella reside, descubre su belleza y se enamora de ella. Al tener que partir de nuevo hacia su corte, el rey la promete en matrimonio y como prueba de ello, le regala un anillo con su nombre y su sello. Al contar las letras del anillo (una por día), Sakúntala debería ir al palacio del rey a celebrar la boda.



Sakúntala, como buena doncella y trabajadora, tenía la obligación de atender a los ermitaños o a los peregrinos que pasaran por el bosque. Un día, cegada por el pensamiento de su amado, olvidó cumplir sus obligaciones, y el ermitaño al cual no atendió la maldijo. Si perdía su anillo, el rey Duchmanta no se acordaría de ella. Y así fue. Sakúntala, bañándose en el río Ganges, extravió su anillo. El día en que se presentó en la corte del rey, éste no se acordaba de ella, y ya que ella no tenía el anillo, no tenía prueba de ello. Además, la doncella esperaba a un niño, que nacería con una marca en su piel. Sakúntala desapareció de la vida de Duchmanta.



Días después, los guardas del rey, trajeron ante su presencia a un pescador que había encontrado el anillo que Sakúntala perdió. Al ponérselo, el rey recobró la memoria. Años y años Duchmanta lloró de tristeza por su amada, hasta que el destino hizo que éste encontrara a su hijo, que efectivamente, llevaba una marca en su piel, junto a su madre, Sakúntala. El rey devolvió el anillo a la doncella y volvieron todos al reino de Duchmanta.



Acuarela



Entre gaviotas
donde el cielo vuela
plumas palabras
hacen el viento canto
y danza de espuma.

Teresa Delgado

lunes, 1 de noviembre de 2010

PAPA




Desde hace dieciseis años de aquí y tan solo una milésima de aliento de tu tiempo, me separa de ti la
fina cortina de mis párpados.  Aún escucho tu voz con claridad y me estremece tu carcajada única en el mundo entero.Laten en mi pulso cada  una de tus palabras y aún puedo perderme en la imagen de tu sonrisa,tu amplia y sincera sonrisa.
Te doy las gracias PAPA por todo lo que me heredaste, como bien decías soy tan rica que lo único que no tengo es dinero. Te agradezco todas y cada una de las historias que me contaste y que hoy yo cuento, te agradezco tu ejemplo, tu enorme capacidad de trabajo, tu honestidad, tu lealtad, tu grandioso y exquisito sentido del humor y del amor. Hoy transito la cicatriz de mi herida sintiendo que estás en todas partes y de todas las maneras posibles. Presente,siempre presente en toda la maravilla que dejaste aquí en nosotros.
Hasta pronto PAPA.
Teresa Delgado

( vive en la luz desde el 2 de Diciembre de 1994 Don Domingo Delgado García; MI PADRE)


¡Cuánto le costó a la muerte apagarte los ojos!.
León Felipe


...y cuánto mas le costó apagarte la risa...Teresa Delgado




Si puedes sentir una risa que provenga de lo mas hondo de tuser, que se esparza por todo tu cuerpo, se derrame por el universo, esta risa te dará el primer vislumbre de lo que la vida es.  OSHO

Haiku borracho




Con tinta roja

aromada de versos

beso tu nombre.



Teresa Delgado © 2010

Haiku beso


De Teresa Delgado Duque · Viernes, 22 de octubre de 2010

Libro abierto

las palabras exactas

tu y yo en mis labios. 



Teresa Delgado

Haiku mirada



De Teresa Delgado Duque · Viernes, 22 de octubre de 2010

Ojos dormidos


sueñan que sueñan



sueños despiertos.



Teresa Delgado (Tripti-Tse) © 2010

Tanka Piel

De Teresa Delgado Duque · Viernes, 22 de octubre de 2010

Alma hecha piel

en sus fibras memoria

latiendo besos

salivando deseo

hilando tu historia.



Teresa Delgado (Tripti-Tse) © 2010

Color calor


De Teresa Delgado Duque · Lunes, 25 de octubre de 2010

Lagrima azul

de rojas intenciones

pálpito verde.



Teresa Delgado (Tripti-Tse) © 2010

Tanka inmenso



Sé que el big bang

es el grito orgasmo

del universo

que en acto de amor

estalla de plenitud.


 Teresa Delgado © 2010
 

Sei que o big bang

é o grito orgasmo

do universo

que em acto de amor

estalla de plenitude.

 Safe Creative #0911260084719

HAIKU PROHIBIDO


No puedo amar

mas que hasta el punto

final del poema.

Teresa Delgado