DE ALMA A ALMA

viernes, 26 de noviembre de 2010

Habitando tras los párpados






      Cuando abrió sus ojos, todo había cambiado a su alrededor. Sintió un vuelco palpitante en su pecho y un hondo vacío en su estómago. ¿Donde estaban todos sus referentes? ¿Dónde estaba ella misma?
      La angustia comenzó a recorrer sus venas disfrazada de sangre, se apoderó de su cuerpo y tomó la forma fría del sudor en sus manos, y de hielo en su nuca. Se volvió temblor incontrolable que ataviado de pánico se agazapaba en sus dientes, inundando todo su universo en un ensordececedor grito completamente mudo. A punto de desintegrarse, cerró los ojos;  y allí, detrás de sus párpados lo encontró todo bien colocadito en su lugar, silencioso, sosegado. ¡Qué alivio!
      El calor volvió a su piel, el aire a sus pulmones, el latido a su corazón,la sangre a sus venas  y la vida a sus entrañas. De manera que en ese preciso instante decidió mantener los ojos cerrados, inicialmente hasta asegurarse de que aquella atenazante sensación que la había poseído, desapareciera por completo. Pasó la sensación y también pasaron las horas, los días, la vida…...
Aún hoy habita el mundo de los seres que viven tras sus párpados. Se le olvidó abrir sus ojos a la vida y la vida le pasó de largo.
A mí me contaron esta historia a tiempo, ¿y a ti?

Teresa Delgado


el jueves, 08 de julio de 2010 a las 21:16

Cerrando heridas

Se cayó y se raspó la rodilla, le limpiaron la heridita y le pusieron una tirita con dibujitos de sus personajes favoritos. Se cayó en el patio del colegio, le limpiaron la herida y le vendaron la pierna. Tropezó yendo a trabajar y le sangró la nariz. Le pusieron un tapón, y la acompañaron hasta que dejó de sangrar. Tuvo su primer amor que le rompió el corazón, y nadie se acercó a ponerle una mísera tirita. Descubrió la traición de la amistad, nadie vio como le sangraba el alma, y se curó ella solita. Le llegó el tiempo de soñar poco y hacer mucho, se le secaron las entrañas de tanto trabajar, y ninguna venda podía envolver semejante cansancio y desesperanza. Se decoloró, se arrugó, se secó, entristeció, se dejó llevar, vivió como una autómata, despellejada, desamparada, ninguneada, sola; y nadie le limpió la herida, ni le pusieron venda alguna, pero si le colocaron una etiqueta. Arrastra sus pies, su vida y la etiqueta que le pusieron en la que no se reconoce, pero si ellos y ellas lo dicen, que son mas, debe ser cierto.
Teresa Delgado

el Domingo, 13 de diciembre de 2009 a las 10:16




¿Sabes lo que yo creo profundamente?

Que es un espejismo, que escuches esa voz de adentro que te grita en susurros, que no porque sean más tienen más razón. Que las heridas cicatrizan, las de fuera y las de dentro y que el tejido cicatrizal es más fuerte que la propia piel. Que nadie te ningunea si no lo haces tú primero, que nadie te menosprecias si no lo estuvieras haciendo tu, que si tú te abandonas, te abandona el mundo y que la vida está deseosa de ver como recoges tus pedacitos y te recompones; es entonces cuando le dan permiso para volverse absolutamente maravillosa ante tus ojos, tan maravillosa como en realidad siempre lo ha sido.

Safe Creative #1011077789773

jueves, 25 de noviembre de 2010

25 DE NOVIEMBRE: DÍA INTERNACIONAL EN CONTRA DE LA VIOLENCIA HACIA LA MUJER




" Si Dios fuera una mujer "


¿Y si Dios fuera mujer?
pregunta Juan sin inmutarse,
vaya, vaya si Dios fuera mujer
es posible que agnósticos y ateos
no dijéramos no con la cabeza
y dijéramos sí con las entrañas.

Tal vez nos acercáramos a su divina desnudez
para besar sus pies no de bronce,
su pubis no de piedra,
sus pechos no de mármol,
sus labios no de yeso.

Si Dios fuera mujer la abrazaríamos
para arrancarla de su lontananza
y no habría que jurar
hasta que la muerte nos separe
ya que sería inmortal por antonomasia
y en vez de transmitirnos SIDA o pánico
nos contagiaría su inmortalidad.

Si Dios fuera mujer no se instalaría
lejana en el reino de los cielos,
sino que nos aguardaría en el zaguán del infierno,
con sus brazos no cerrados,
su rosa no de plástico
y su amor no de ángeles.

Ay Dios mío, Dios mío
si hasta siempre y desde siempre
fueras una mujer
qué lindo escándalo sería,
qué venturosa, espléndida, imposible,
prodigiosa blasfemia.
Mario Benedetti







martes, 23 de noviembre de 2010

ALIENTO






Me acerco y me alejo de ti
como si estuviera inmersa
en el mismísimo aliento del universo.
Si me acerco te respiro,
si no me respiras muero,
Es imposible amarte
sin morirse de vida.
Hasta las noches son días
y los días
están preñados de sueños.

Teresa Delgado  © 2010

Safe Creative #1011077789773

Inexplicable angustia

Inexplicable angustia
hondo dolor del alma,
recuerdo que no muere,
deseo que no acaba...

Rosalía de Castro




Safe Creative #1011077789773

Terapia intensiva de Eduardo galeano

Lo encontraron en su casa de Buenos Aires, caído en el suelo, desmayado, respirando apenitas. Mario Benedetti había sufrido el más feroz ataque de asma de toda su vida.
En el Hospital Alemán, el oxígeno y las inyecciones lo devolvieron, poquito a poco, al mundo, o a algún otro planeta más o menos parecido. Cuando alzaba los párpados, veía muñequitos que bailaban, tomados de la mano, en la remota pared, y entonces volvía a sumergirse en un silencio asueñado y ausente. Estaba molido. Había sido aporreado por Joe Louis, Rocky Marciano y Cassius Clay, todos a la vez, aunque él nunca les había hecho nada.
Escuchó voces. Las voces iban y venían, se acercaban, se alejaban, y en alemán decían algo así como mal, mal, lo veo muy mal; un caso difícil, difícil; quién sabe si pasa de esta noche. Mario abrió un ojo y no vio muñequitos. Vio unas túnicas blancas, al pie de su cama. Con voz de bandera arriada, preguntó:
¿Tan grave estoy?
Lo preguntó en perfecto alemán. Y uno de los médicos se indignó:
¿Y usted por qué habla alemán, si se llama Benedetti?
El ataque de risa lo curó del ataque de asma y le salvó la vida.

Eduardo Galeano
Safe Creative #1011077789773


lunes, 22 de noviembre de 2010

Cartas de Amor del Profeta






17/7/1915

Ambos estamos procurando tocar
los límites de nuestra existencia. Los grandes poetas del pasado
siempre se entregaban a la Vida. No buscaban una cosa determinada, ni
intentaban desvelar secretos: simplemente permitían que sus almas fueran
arrebatadas por las emociones. Las personas están siempre buscando
seguridad, y a veces la consiguen: pero la seguridad es un fin en sí, y
la Vida no tiene fin.
Tu carta, Mary, es la más bella expresión de
vida que jamás recibí. Poetas no son aquellos que escriben poesía,
sino todos aquellos que tienen el corazón lleno del espíritu sagrado del
Amor.

Cartas de Amor del Profeta


Kahlil Gibran

TIERRA GIRÓ PARA ACERCARNOS












La tierra giró para acercarnos,
giró sobre sí misma y en nosotros,
hasta juntarnos por fin en este sueño.
Pasaron noches,nieves y solsticios;
Psó el tiempo en minutos y en milenios.
Una carreta que iba para Nínive
llegó a Nebraska.
Un gallo cantó lejos del mundo,
en la previda a menos mil de nuestros padres.
La tierra giró musicalmente
llevándonos a bordo;
no cesó de girar un solo instante,
como si tanto amor,tanto milagro
solo fuera un adagio hace mucho ya escrito
entre las partituras del simposio.


Eugenio Montejo

Tres noches, tres lunas, tres mujeres



1-mujer-y-luna-carbonetti

Dicen que nunca vemos la misma luna, y que, por suerte del devenir, nunca somos los/as mismos/as cuando la admiramos.

-- La noche del primer día: primera luna

Las nubes hoy no son blancas, les prestó su plata la luna, y andan presumiendo por el cielo. Corren como locas de mano del viento. Dibujan y desdibujan bellos tapices y juguetonas se dan la mano. Entre sus sinuosas siluetas brillan inusitadas las estrellas del bello cielo de la Palma. Huele sutil e inmensamente a jazmín, un aroma que te acaricia y te envuelve como un velo transparente...que te transporta y te devuelve una y otra vez, te transporta y te devuelve, te transporta al cielo donde asomándote a la luna puedes observar la tierra boquiabierta ante tanta luminosa belleza y te devuelve a la tierra para seguir observando hechizada esa increíble plateada luna.
Barlovento,La Palma 29 de diciembre 2009
Teresa Delgado (Tripti-Tse)

-- La noche del segundo día:segunda luna

¡¡¡¡¡Cielos!!!!Cuando uno cree que ha visto lo más bello, le sorprenden con un poco de belleza más. La luna se ha enterado de que hablo de ella con ustedes cada noche y, orgullosa de que la nombre, hoy se ha puesto tan bella, que me ha sobrecogido el alma. Se puso un vestido de lentejuelas plateadas, que le ceñía la cintura como ninguno, se maquilló la cara con purpurina, y se asomó al cielo más brillante que nunca, oronda, inmensa, plena..... El mar se vistió de plata para irle a juego y sobre sus aguas extendió una finísima alfombra para que ella tuviera luz a su paso. Las nubes a los laditos, sin molestar, como un inmenso telón, para que la protagonista coqueta y altanera se luciera. El aroma de jazmín hoy era tan intenso que sentí que levitaba por breves e infinitos instantes, liviana; como sin cuerpo y que era una con el mar, con el aire, con las nubes…con la luna, mientras un duende travieso, me susurraba al oído mezcladito con el viento:
Hoy está especialmente coqueta la luna ,hasta su mejor perfume se ha puesto, esta tarde la vi colocarse con elegancia, sutileza y mucho tino dos gotitas de esencia de jazmín detrás de las orejas, y una gotita dejó caer, como hace siempre, al loco mundo.
-- La esencia de jazmín les invita a la unión, alivia su tristeza, relaja su ansiedad, y les ayuda a ver lo importantes que son para el universo y cuanta abundancia está guardando para ellos.
También me dijo que los aromas van de la nariz al alma, y allí despiertan notas ancestrales, que los envuelve, que los transportan, que les recuerdan de donde vienen, adonde van, de que están hechos...aunque solo sea por breves instantes y que eso les viene bien.

Yo me lo he creído...y tú?
Barlovento, La Palma 30/12/2010
Teresa Delgado (Tripti-Tse)

-- La noche del tercer día.( Última luna del año)

Luna llena. Eclipse parcial de luna
¿Quién cogió una goma y borró la luna de ese cielo?

Se puso un abrigo negro porque esta noche hace mucho frío. Más tarde lucirá su alma de plata. El mar sin su brillo también oscureció. Sé que dentro de un rato, ambos lucirán sus mejores galas y brindarán por el nuevo año. ¡Cómo iba ella a faltar a esta fiesta!
Como cada año, se maquilla, se acicala, se perfuma, se engalana., y desde su palco de honor observa extasiada el brillo de la tierra, los fuegos de colores, las burbujas… Escucha las carcajadas, el júbilo, las campanadas y se estremece por la alegría de los hombres y las mujeres que celebran que llegó el nuevo cachito de tiempo. Más tarde, cuando el ruido es menos intenso ella, que es mujer, abre su corazón y sus orejas para escuchar los otros ruidos , aquellos más sutiles pero no menos intensos, lágrimas que caen furtivas, suspiros de remembranzas, anhelos desesperanzados, latidos de esperanza , desdeseos, soledades ,hambre, llantos ahogados, encerrados entre rejas, o en cuerpos o en calles frías, en campos de refugiados, en casas deshabitadas, en chabolas, en sillas de ruedas, en hospitales, en caminos de ida y vuelta sin mapa…y a todos esos seres, ella los acuna, los consuela, los abraza, secretamente les susurra al oído mientras duermen, palabras de esperanza….les quita un poquito de dolor y les recuerda, que todo tiene sentido, que no están solos, que alguien los ama.
Y se pone otra vez su abrigo negro, creo que por la pena...
O por el frío?

Barlovento, La Palma 31/12/2009

Teresa Delgado

Un camino sin retorno





 

Un camino sin retorno

La alondra conoce un momento singular que los ornitólogos denominan de acecho,los poetas de éxtasis y los campesinos de alegría. Con un aleteo intenso y recto sube hasta alcanzar una altura de siete o diez metros y desde allí, flotando, casi sin mover otra cosa que las rápidas alas,mira hacia la tierra cuyo color viste con el orgullo de quien vence, periódicamente, su ley de gravedad. Para los ornitólogos esa es la manera que la alondra tiene de escrutar los límites de su territorio; para el campesino, el modo en que observa y vigila la pequeñez de sus huevos, y para los poetas, para los poetas la alondra estiliza en ese hábito el lapso entre la compresión de lo que pesa y la visión de lo que levita. Por eso los sufis españoles dicen que es el ave de la taraqqi,el signo de elevación. Ibn al-Habbib de Málaga, que vivió en el siglo XI, cazador de niño y poeta tardío, escribió:
" Si buscas el éxtasis olvida el miedo
Olvida tu peso y tu medida
Deja de lado tu nombre y tu historia
Véte al campo a estudiar a la alondra
y contémplala hasta que tus párpados copien
el batir de sus alas,
Si buscas el éxtasis no quieras regresar
a la situación de antes de buscarlo"
Se dice que salía a los prados para ver a la alondra y que tendido cara al cielo, entre las hierbas,seguía con la mirada su vuelo ondulante y con los oidos la canción que fluía en circulos. Tardó años en comprender que su melodía se hacía tanto mas hermosa cuando el ave volvía a la tierra, y que, en su imperiosa caída vertical, engañaba al suelo con un silencio de alas plegadas haciéndole imaginar un choque que nunca ocurría, pues a pocos palmos de las matas frenaba su descenso con una contradanza y un leve erizamiento de su cresta. Como jamás regresa al punto del que partiera su vuelo, los ornitólogos sospechan que de ese modo distrae a sus predadores, los campesinos, que juega a disimular su placer y los poetas, los poetas como Ibn al- Habib, que así es el éxtasis. Suspensión en el vacío, ojos que vuelven de un aleteo que ya no es.

Mario Satz

( Este texto procede del libro de Mario Satz " La parábola de los pájaros cantores " )





La personalidad y la obra de Mario Satz conforman un permanente cuestionamiento de las fronteras geográficas, políticas y, en el terreno literario, de los géneros. Su cultura se ramifica abriendo particulares caminos al saber como lo hacían los humanistas del Renacimiento. Como a éstos, a él el saber científico no le es indiferente, ni el de la cábala, de la que es uno de los más importantes especialistas, y tampoco el arte plástico, en particular la acuarela, suerte que ejecuta con la delicadeza de los chinos, como se aprecia en las ilustraciones que firma en La parábola de los pájaros cantores (Miraguano Ediciones, 2008).
En este hermoso libro, como ya lo indica su título, los pájaros son los protagonistas de una delicada metáfora de la vida y el alma humanas, en lo que éstas tienen de destello del Universo. Con el tono envolvente de los viejos contadores de cuentos y la evocación prosódica en cada una de las fábulas de las narraciones orientales, cuyo ejemplo más significativo para los occidentales acaso sea la vasta Mil y una noches, Mario Satz enfrenta al lector ante verdades tan sencillas como esenciales.
Todas las fábulas contienen una enseñanza presente en la tradición de los cinco continente, pero tal vez la que mejor define el espíritu de este libro dulcemente poético es la LXI, que narra la historia del miná de Java comprado por un amaestrador de pájaros indio, quien le enseña a hablar. Krishniki, que así es bautizada el ave, en su «prodigiosa mente de pájaro archivaba incluso las medias palabras o los más débiles sonidos que se producían a su lado, ignoraba qué cosa sea el olvido». Tras una larga vida y las peripecias que hacen al relato, antes de morir el misná cantó: «Dulce como la miel es esta tierra para todos los seres. Dulce como la miel son todos los seres para esta tierra.»



Alpha y Omega

Tras el fuego ceniza
tras el viento
nada
tras la nada
todo
en el todo el fuego.
 Aquel mismo fuego que ardió el corazón del dios.
Aquel mismo dios que creó a Pandora.
Aquella Pandora 
que abrió la puerta 
de todas las infinitas posibilidades.
Aquella oportunidad de ser dios.
Aquella oportunidad de arder en el fuego, 
aquel mismo fuego que ardió el corazón del dios.....

Teresa Delgado © 2010

Safe Creative #0911260084719


ELIXIR




No conozco silencio más bello,
vacío más profundo e intenso,
más cercano al aliento de Dios
y al misterio,
sinfonía más ínfima e infinita,
 impregnada
de todas las lenguas,
de todos los significados
que el silencio  elixir,
repleto de vida
en que estalla el instante que dura un  beso.
Teresa Delgado

 22 de noviembre de 2010
("Palabras vivas")

domingo, 21 de noviembre de 2010

Azares, menesteres y salamandras



Bebo destellos besos en campanas copas.
Bebo lágrimas cómplices mientras pongo la mesa.
Sirvo jazmines aderezados con remembranzas
en platos de abisales profundidades.
Promulgo surcos,
desentierro plegarias y  tesoros
de los fosos estigmas de la historia.
De sus criptas emergen cadáveres
sedientos y hambrientos
invitados de honor al dionisiaco ágape
En  la sopera un líquido cielo azabache se cuaja de estrellas.
Humeantes luciérnagas ascienden desde las hogueras
penetrando a las nubes que se descargan
en cascadas lluvias y torbellinos labios.
Esculpo
en la piedra del tiempo un jeroglífico,
y me apresuro a regar una rosa de los vientos
que me ayude a llegar al misterio,
cruzo el diminuto asteroide plagado de  laberintos
esquivo las de ariadnicas formas.

que junto al árbol de la palabra esperan todas respuestas
agüeros y  auspicios impregnan las runas
 desgarrando a gritos los velos de los siglos.
Druidas y hechiceras avientan sortilegios y conjuros
arrastrando el mar que nace desde mis lacrimales
al ritmo pulsátil del tiempo.
En  la espuma de su saliva,
se dibuja  una serpiente marina disfrazada de salida.
embaucadora pero evidente tienta mi astucia y mi inocencia.
Minué se asoma al alfeizar de una ola
como un sol naciente y me entrega la espada prometida;
arranco de cuajo la cabeza de la traición,
y transito forjada de alquimia,
versículos y versos
 La libertad,
tras muchos azares, menesteres
y algunas salamandras
brota de entre las exquisitas notas
de las cuerdas de una guitarra,
bailan las mariposas, danza una brisa niña
y se enciende el sol salpicando el cielo de auroras saladas,
las nubes escapan de sus jaulas y a los pájaros se les caen las mordazas.

Se hace el día y por fin entiendo que todo ha sido un sueño
el sueño de mi desnuda realidad.

Teresa Delgado (Tripti-Tse) © 2010

jueves, 21 de octubre de 2010 a las 9:10