DREAMER

domingo, 30 de enero de 2011

Lo intento



Mi querido Ser Humano:

A menudo leo algo, o algo vivo, o algo me cuentan que consigue que me estalla el alma,  me araña, me sangra, me duele, que me mueve los cimientos de la casa y la desmorona y desaparece dejandome tan solo las ventanas, un corazón y un útero,quizá hayan por ahí desperdigadas más cosas pero tan solo esas siento, porque me duelen de tantas vidas, de todas las vidas mías y de todas las vidas de otros, me huele el dolor a mil leguas desde que tengo conciencia de mi conciencia . he subido los peldaños de mi propio sufrimiento y me han llevado lejos y alto pero aún no he alcanzado ese estado de maestría y perfección que te permiten transmutar el dolor de otro ser en sabiduría.
También sé que no debería ser así pero algunos dolores los siento como mas míos, como de mi propio cuerpo y de mi propia alma.
Me duele tu dolor y me duele mucho. Deja de sangrar o me desangras, deja de llorar o me secas, o quizá debería pedirte que sangraras toda la sangre y lloraras todas las lágrimas,como yo misma lo hice muchas veces pero eso si,  no lo hagas solo, no tanto, no tan profundo. Ojala duermas, ojala descanses, ojala te nutras bien y lo suficiente para que encuentres un poco de sosiego, un poco de alivio, un poco de esa parte de ti que sé que quiere desesperadamente ser feliz.
No hay consejo no sirven.
Te entiendo, te acompaño.
Si es que acaso se te están moviendo los cimientos, asegúrate de que no se te caigan las ventanas.
Teresa Delgado

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo que escribo habrá valido la pena si llega a ese otro lado que eres tú.
Es entonces cuando firmo...
Cuéntame