DE ALMA A ALMA

lunes, 4 de abril de 2011

NOCHE





No le temo a los ojos de la noche,
me cubre el día,
más si no temo
es porque su vasta oscuridad
fue mucho tiempo
mi aliada.
No le temo a la voz de su silencio
ni a su caricia frío,
ni a ancestral mirada.
Descubrí la secreta luz de sus latidos,
aprendí a brindar con su llanto y mi nostalgia
a beber de las cuencas de sus ojos
a nutrirme de sus palabras,
a vivir en los besos de sus labios
a estallar sus mil pedazos de esperanzas.
No le temo a los ojos de la noche
porque la noche me enseñó a mirarla.
Palabra a palabra, verso a verso
segundo a segundo, lágrima a lágrima
estrella a estrella y sueño a sueño
aprendí a escucharla
a entenderla a dejarla ser
a dejarla ir a esperarla.
La noche es
el reverso de los días
esos que guardan la certeza
de una noche nueva
cada noche
de una noche niña asustada
aprendiendo cada noche a ser noche
creciendo y haciéndose luz cada mañana
No,
hace tiempo que no temo a la noche
secreta  que habita tu mirada.

Teresa Delgado
Safe Creative #1011077789773

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo que escribo habrá valido la pena si llega a ese otro lado que eres tú.
Es entonces cuando firmo...
Cuéntame