DE ALMA A ALMA

domingo, 15 de mayo de 2011

HABLA UNA VOZ. de Saulo Torón







HABLA UNA VOZ.
He callado sintiendo el horror del combate,
el cañón que derrumba, la metralla que abate,
las espadas sangrantes en la siega feroz;
he callado sintiendo el temblor del espanto,
la tragedia del grito, el quejido del llanto…
porque todo se hacía en el nombre de Dios.
He mirado ciudades convertidas en llamas;
y entre escombros humeantes, muertos niños y ancianos,
en un bárbaro ataque sanguinario y atroz;
he mirado las cunas hechas pastos del fuego,
y he callado ante el loco, he callado ante el ciego…
porque todo se hacía en el nombre de Dios.
He sabido que el hambre hacía estragos tremendos,
que se han dado suplicios y castigos horrendos,
con el odio en el alma y el rugido en la voz;
y ante tanto hecho bárbaro, ante tanto delito,
he llorado de rabia, con dolor infinito,
¡porque todo se ha hecho en el nombre de Dios!

Saulo Torón





Nació en Telde, isla de Gran Canaria, el 28 de Junio de 1885. A los 2 años pierde a su madre, a un hermano y a dos hermanas. Se trasladó a la capital de Gran Canaria, Las Palmas de Gran Canaria con su padre, y estudia con él y, despues del fallecimiento de éste, con su hermano mayor Julián. Su primer empleo fue en una tienda de tejidos. A los 15 años es empleado de Farmacia, para luego pasar a la compañía carbonera deGran Canaria (Gran Canaria Coaling, una empresa canaria de capital británico) con destino en la caseta del Puerto de La Luz y de Las Palmas donde lo visitaban sus amigos poetas. En1930 es trasladado a las oficinas de Miller, donde trabajaría hasta su jubilación en el año 1959.
En 1936 contrae matrimonio con Isabel Macario, maestra de canto. El estallido de la Guerra Civil española hace que se aparte voluntariamente de la actividad pública literaria, hasta casi al final de su vida, cuando los poetas de las generaciones siguientes lo animan a volver a dar algún poema a la imprenta.
Muere en Las Palmas de Gran Canaria el  23 de Enero de 1974, a los 89 años.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo que escribo habrá valido la pena si llega a ese otro lado que eres tú.
Es entonces cuando firmo...
Cuéntame