DE ALMA A ALMA

jueves, 4 de agosto de 2011

C I C L O de Patricio Sarmiento Reinoso


a Lu
nací para escuchar el aroma de tu cuerpo, aquel espejismo que enciende un latido colmado de huella y cordilleras, de eternidades simples a tu lado. Oscilas y vences a la noche y su negrura infinita, y engendras en suave estampida la caricia de mi mano sobre tu pecho.

crecí inventando horizontes que enrocan sueños, fui ave de atenta rapiña o sombra gradual, fui día malherido, famélico, ascético de ti. Te busqué, extinguiendo balcones fúnebres o borrascas. Un tiempo llamado destino quiso que te descubra, guiando mis pasos daltónicos hacia tus manos profundas, y las horas sin borde resucitaron de entre mi asfixia, desde entonces me repica tu beso de espiga, desde entonces me trazas dos cielos y un te amo.

reproduzco horizontes multiplicados en sílabas y arena, que intuyen tus labios sumergidos en la simetría de las tardes. Vivo para devorar la sal de tu cuello insular,  para beber la poesía engendrada en tu lluvia: tu piel. Te deshojas desnuda y celeste, respiras en el equilibrio de mi latido.

moriré con mis pasos iniciados, escuchando tu voz que nutre como savia en vigilia,  moriré agradeciéndole al tiempo o destino, porque te conocí…

©Patricio Sarmiento Reinoso
letrasdelsur: http://ht.ly/5UJL1

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo que escribo habrá valido la pena si llega a ese otro lado que eres tú.
Es entonces cuando firmo...
Cuéntame