DREAMER

lunes, 31 de octubre de 2011

Bandoneón




Era primavera
y el estallido de colores y aromas
entonó júbilo en los corazones.
Se hizo verano
y lel sonido
de las risas de los niños
llenó el mundo.
Cayó el otoño
y la melodía
que las hojas secas
crujían bajo  las huellas
de la melancolía
pintaron de ocres las tardes.
Silencioso llegó el invierno
Y gota a gota
Los recuerdos
chocaron contra el suelo
Como lluvia
Como Tañidos
De campanas.
De pronto
Se escuchó a lo lejos la  música que paría  un bandoneón
y en la fugacidad de un instante
que contenía todo el tiempo
desaparecieron
Las estaciones.

Teresa Delgado © 2011

Para el programa de radio tangomanias de 5 a 6 de la tarde hora de españa en www.genesislujan.com.ar

Safe Creative #1011077789773

1 comentario:

  1. Pilar Lucero Ramirez (Argentina)31 de octubre de 2011, 16:53

    Teresa que bello poema amiga del alma, con profundos sentimientos que se unen a los del emblemático Bandoneón con esencia y color de TANGO. Gracias por compartir tus sentidos ritmos poéticos. Un abrazo enorme y toda mi admiración.

    ResponderEliminar

Lo que escribo habrá valido la pena si llega a ese otro lado que eres tú.
Es entonces cuando firmo...
Cuéntame