DREAMER

domingo, 9 de octubre de 2011

Dolor de Alfonsina Storni


Este video es un extracto del programa emitido por Canal Encuentro, Bio.ar, en una emisión dedicada a Alfonsina que vale la pena ver. la jóven rapsoda es bisnieta de Alfonsina Storni.
(Apunte realizado por Alejandra Moglia)


Quisiera esta tarde divina de octubre
pasear por la orilla lejana del mar;
que la arena de oro, y las aguas verdes,
y los cielos puros me vieran pasar.

Ser alta, soberbia, perfecta, quisiera,
como una romana, para concordar
con las grandes olas, y las rocas muertas
y las anchas playas que ciñen el mar.

Con el paso lento, y los ojos fríos
y la boca muda, dejarme llevar;
ver cómo se rompen las olas azules
contra los granitos y no parpadear;
ver cómo las aves rapaces se comen
los peces pequeños y no despertar;
pensar que pudieran las frágiles barcas
hundirse en las aguas y no suspirar;
ver que se adelanta, la garganta al aire,
el hombre más bello, no desear amar...

Perder la mirada, distraídamente,
perderla y que nunca la vuelva a encontrar:
y, figura erguida, entre cielo y playa,
sentirme el olvido perenne del mar.
Alfonsina Storni





Breve reseña biográfica
Nació en Capriasca, Suiza, en 1892. A los cuatro años se trasladó a Argentina, país que la acogió con su nacionalidad. Desde muy niña empezó a trabajar como maestra, haciendo sus primeros pinos como poetisa bajo el pseudónimo de TaoLao.
Obtuvo importantes premios literarios que la hicieron conocer ampliamente en todos los países latinoamericanos.
Obras, «Languidez», «El dulce daño» y «La inquietud del rosal».
Se quitó la vida en 1938.

..............................................................................................................

Y asi de caprichosa es la vida y asi de circular el tiempo, y un instante cualquiera, en cualquier lugar del universo,eones, siglos o segundos después,  tu dolor es mi dolor, tu mirada la mía y tus olas las que acarician la piel de mi alma, desprendemos el mismo suspiro o poema....

Teresa Delgado Duque

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo que escribo habrá valido la pena si llega a ese otro lado que eres tú.
Es entonces cuando firmo...
Cuéntame