DREAMER

sábado, 25 de junio de 2011

I N S T A N T E S de Patricio Sarmiento Reinoso



Te yergues y te separas de mi cuerpo de barro, caminas desnuda hacia el vértice nocturno de las ventanas, observas una marea de ojos allá afuera, un ciclón de latidos, un torrente de gente que cuelga sus vidas en el concreto de la ciudad, que no advierten de tu desnudez, aquella que acecha cada minuto contenido en mi almohada.

Me miras y sonríes sólo lo suficiente, como atinando las notas de fuego que lamen mis instintos desquiciados. Mis ojos siguen la curva de tus pechos, y al amparo de tus caderas de miel o cordilleras, intento devorar los segundos: utopías de tiempo en mi garganta, para soldarme a ese instante que trina, para inhalarte junto con el rumor de la noche.

Estoy cautivo en la espesura de tu pelo, ese follaje clandestino que se vuelve espejismo o gorrión sin sentencia en cada anochecer. Soy un hereje en tu piel, un pecador de simetría descalza, una sombra en trance, que instaura dos incendios o deliquios al amarte.

El instante en que emprendes el regreso, mi corazón se vuelve un puño que suplica, estas a cinco pasos de amarte.


©Patricio Sarmiento Reinoso


LETRAS DEL SUR: http://ow.ly/5nTTy

miércoles, 22 de junio de 2011

NO RECUERDO... Gisela Galimi (Argentina)




En un bar adonde nunca fuimos
senté nuestro recuerdo
yo jamás entré allí
no bebí su humedad
no escribí su silencio
No creo que lo hayas visto siquiera
sólo me pareció un buen lugar
-marrón y sombrío-
para dejar el no recuerdo
de un no amor.
Cuando paso por allí
Trato de no pensarte.


Gisela Galimi nació en Lobos, provincia de Buenos Aires, en 1968. Recibió su licenciatura en Periodismo en la Universidad del Salvador. Es poeta y profesora del taller de Comunicación Oral y Escrita de la Facultad de Ciencias Económicas de ...la Universidad de Palermo. A los 16 años ganó el premio Givre, de la poesía joven. A los 17 participó en el programa "Primavera en Libertad". Ha trabajado en Buenos Aires en los diarios: Ámbito Financiero, La Prensa y Clarín. También ha colaborado en las revistas: Nueva, Prensa Económica, y Target; como periodista económica y turística. Desde hace dos años participa en el taller de María del Carmen Colombo. Es autora del Libro Claroscuro y Colorado, Editorial Tierra Firme.

lunes, 20 de junio de 2011

CARTA DE JULIO CORTÁZAR A ALEJANDRA PIZARNIK





CARTA DE JULIO CORTÁZAR A ALEJANDRA PIZARNIK

París, 9 de septiembre de 1971


Mi querida, tu carta de julio me llega en septiembre, espero que entre tanto estás ya de regreso en tu casa. Hemos compartido hospitales, aunque por motivos diferentes; la mía es harto banal, un accidente de auto que estuvo a punto de. Pero vos, vos, ¿te das realmente cuenta de todo lo que me escribís? Sí, desde luego te das cuenta, y sin embargo no te acepto así, no te quiero así, yo te quiero viva, burra, y date cuenta que te estoy hablando del lenguaje mismo del cariño y la confianza –y todo eso, carajo, está del lado de la vida y no de la muerte. Quiero otra carta tuya, pronto, una carta tuya.
Eso otro es también vos, lo sé, pero no es todo y además no es lo mejor de vos. Salir por esa puerta es falso en tu caso, lo siento como si se tratara de mí mismo. El poder poético es tuyo, lo sabés, lo sabemos todos los que te leemos; y ya no vivimos los tiempos en que ese poder era el antagonista frente a la vida, y ésta el verdugo del poeta. Los verdugos, hoy matan otra cosa que poetas, ya no queda ni siquiera ese privilegio imperial, queridísima.
Yo te reclamo, no humildad, no obsecuencia, sino enlace con esto que nos envuelve a todos, llámale la luz o César Vallejo o el cine japonés: un pulso sobre la tierra, alegre o triste, pero no un silencio de renuncia voluntaria. Sólo te acepto viva, sólo te quiero Alejandra.

Escribíme, coño,y perdoná el tono, pero con qué ganas te bajaría el slip (¿rosa o verde?)
para darte una paliza de esas que dicen te quiero a cada chicotazo.


Julio

Chanaray







Me llamo Chanaray,
mi nombre significa "cara de luna",
duermo sobre una tabla de madera vieja,
el sueño en mi amigo siempre viene en mi auxilio.
El aliento alcohólico de mi padre
ondula el aire, lo envuelve todo.
Me enredo en mi sueño,
me cobija o me da alas,
me ha prometido volverse realidad
entonces no trabajaré en la fábrica,
enseñaré a los niños a soñar otras cosas.
Me pierdo en el dibujo
que hoy hice en la escuela.
Me gusta ver ese papel blanco,
tan blanco sobre la madera podrida,
me recuerda que yo puedo dibujar mi sueño,
también puedo escribirlo para que se haga cierto.
Vivo en Camboya.
Me llamo Chanaray,
mi nombre significa "cara de luna"
la luna también sueña mi sueño.

 

Teresa Delgado 2011

Safe Creative #1011077789773


Poema incluido en el cuento "Me llamo Chanaray y también me llamo como tú" dentro del  proyecto"Construyendonos para construir: siempre puedes contar conmigo, educando en valores a través de los cuentos" y compartido en la SAME 2011 semana mundial por la educación.
Fotografía tomada de la red.