DREAMER

viernes, 5 de agosto de 2011

Prosa


Imagen tomada de http://lesuperblogsecret.blogspot.com/2010_06_01_archive.html



      Se había enamorado de una mujer  poesía  pero, como ocurre a menudo, comenzó a echar de menos aquello que creía no tener.
      -  Mi amor, es que lo que yo necesito es un poco de prosa.
      Ella se acercó lentamente a su lado. Lo envolvió en su mirada y le susurró al oido:
      "Puedo hundirme en el lago profundo y oscuro de tu mirada, ventana a la inmensidad latente del universo sin tener miedo. El amor es el antídoto del miedo, también lo es repetir infinitas veces la hazaña, hasta que cuerpo y lago son lo mismo."
      Él suspirando y visiblemente halagado por la concesión de su amada agregó:
-         - Sí señor, nada como un poco de prosa, esto sí que es vida!

Teresa Delgado © 2011

Safe Creative #1011077789773

jueves, 4 de agosto de 2011

C I C L O de Patricio Sarmiento Reinoso


a Lu
nací para escuchar el aroma de tu cuerpo, aquel espejismo que enciende un latido colmado de huella y cordilleras, de eternidades simples a tu lado. Oscilas y vences a la noche y su negrura infinita, y engendras en suave estampida la caricia de mi mano sobre tu pecho.

crecí inventando horizontes que enrocan sueños, fui ave de atenta rapiña o sombra gradual, fui día malherido, famélico, ascético de ti. Te busqué, extinguiendo balcones fúnebres o borrascas. Un tiempo llamado destino quiso que te descubra, guiando mis pasos daltónicos hacia tus manos profundas, y las horas sin borde resucitaron de entre mi asfixia, desde entonces me repica tu beso de espiga, desde entonces me trazas dos cielos y un te amo.

reproduzco horizontes multiplicados en sílabas y arena, que intuyen tus labios sumergidos en la simetría de las tardes. Vivo para devorar la sal de tu cuello insular,  para beber la poesía engendrada en tu lluvia: tu piel. Te deshojas desnuda y celeste, respiras en el equilibrio de mi latido.

moriré con mis pasos iniciados, escuchando tu voz que nutre como savia en vigilia,  moriré agradeciéndole al tiempo o destino, porque te conocí…

©Patricio Sarmiento Reinoso
letrasdelsur: http://ht.ly/5UJL1