DE ALMA A ALMA

sábado, 1 de octubre de 2011

No tengo la menor idea de cual es el título de Sonia Iris Menendez


Una piba cualquiera llora la puerta que cualquiera abre
La noche sueña sola entre estrellas que no opacan pero tampoco aparecen
Soles ríen carcajadas allá, cerca del Mediterráneo
Aquí, lejos, la piba cualquiera quiere quebrar esa puerta y entrar la ventana que no conoció
Quién?
Nadie
Nadie arrojó el cartel de cerrada inocencia
Nadie dijo que un basta alcanzaba en la vasta mirada del cuerpo ultrajado
Nadie vino
Todo es mentira
Todo encierra en sí mismo un canto de gloria pero nada es sincero
Nada, de nadie, bastaba
Un vaso que tiembla la voz del suplicio
Una botella y la voz que congela se ahogan
Ojos cerrados
Ruidos paganos que pagan lo menos de un más por tan sólo una copa de vino

Sonia Iris Menéndez- Argentina
Derechos Reservados





Beso Perfecto

Gustav Klimt
"...Cada beso perfecto aparta el tiempo,
le echa hacia atrás, ensancha el mundo breve
donde puede besarse todavía..."

Pedro Salinas


De acuerdo
sé que estás
sé que sabes que estoy
De acuerdo
no te miro a los ojos
auque sé tu mirada
me miro,
me escribo
dibujo en los muros de mi sueño
las palabras que saben
a donde han de ir
a dibujarse
y espero
esas otras que dibujas en el aire
con brisa y nubes
soplas
y ondulan
sinuosas
a lloverme en los ojos
dibujando el secreto.
Y si es un sueño
tiene el sabor exacto
de los besos.
Y si es un beso
sabe exactamente
a poesía.
De acuerdo.
Teresa Delgado © 2011 

Safe Creative #1011077789773


jueves, 29 de septiembre de 2011

Palabras para recibir una llamada... René Rodríguez Soriano

Nunca pensé que detrás de la fuente una mirada
me apartara la fruta de unos labios,
la sonrisa más limpia, el mordisco sin guiño,
el beso más audaz de caramelo
y la más cuerda locura en un segundo.
Yo sólo estaba allí, sin ver que estaba.
Mansa lucía la tarde hasta el instante
en que unos ojos, desde el centro del agua,
trizaron mi alfabeto y mis fronteras,
me golpearon de luz y picardía:,
haciéndome nombrarte, sin nombrarte.

René Rodríguez Soriano... Poemario "Rumor de pez"


EL GRANADO de Paul Jr Paniagua


El poema
en su génesis fortuita gime.
El incierto recorrido del carruaje desechado,
inundado de sentires subrepticios,
trazaba una pincelada de color oscuro muerto
que manchaba el cuadro de óleo que mi mano dibujaba.

El bolígrafo es muy torpe,
¿quién podría escribir un poema a una máscara
que arrastra un cuerpo muerto de mujer?

Mi paleta de colores no puede enceder la luna
si la ave yace muerta aunque quiera.
Que queme el sol su máscara si tiene rostro y alma.

No habrá poema más que no lleve nombre propio
cuando salga este velero de mi pecho en su búsqueda.

El granado exige sus diamantes.

Paul Jr Paniagua
copyright 2011

Invitación de Pavel Stev Salazar




Te quiero invitar a pasar, que abras las bisagras con los ojos y yo cierre la puerta con tus labios. Los días no acabaran por ti. Perderé la noción del cuerpo y del alma bajo tus cobijas. Vas a ser el mes que nunca acaba, y yo seré los años, esos que van a quererte.
Pavel Stev Salazar
http://animosdeaspirarte.blogspot.com/    http://facebook.com/pavelstev



 

CREPÚSCULO


¡Me da igual cuantas veces salga el sol!
Si tú no abres los ojos,
si tú no me miras,
es de noche.
Teresa Delgado © 2011 
Safe Creative #1011077789773

HEXAEDRO ROSA de RUBEN MARTINES VILLENA


I
¡Te amo¡...
A tu lado, o en tu ausencia; en la realidad o en el sueño; en la intimidad del rincón amable o ante el formidable arrullo del mar; en la noche lunada o negra y punteada de estrellas interrogadoras; en el momento maravilloso y tierno del amanecer; en el estupor meridiano del día o en el pensativo crepúsculo de oro... En todos los sitios y a todas las horas te he dicho ya las palabras que creí no iba a pronunciar jamás.

II
Tu amor irrumpió en mi vida como se cuela una ráfaga por una ventana abierta. Todos mis papeles se alborotaron y en un vuelo de espanto se deslizaron bajo los muebles y hacia los rincones. ¿Qué has hecho revoltosa?...¿Cómo penetras sin permiso?...No quieras irte. He cerrado cuidadosamente la ventana y no te dejaré hasta que arregles lo que desordenó tu travesura. ¡A ver si recoges aquel recuerdo mío y me traes esas cuartillas de la historia triste y el cuento ese que aún no he terminado, y aquella esperanza que germinaba bajo mi frente cargada hace un instante por estos pensamientos que han quedado aquí a mis pies, truncos y revueltos¡ ¡Qué maremágnum has ocasionado con tu entrada¡. ¡Anda, obedece¡...
Y mientras te digo todo esto tú estás ahí, de pie, en el medio de mi alma, con mi más vieja tristeza bajo el tacón de tu zapato, diciendo a mi severidad con una sonrisa divina: -Indudablemente, nada hay más descortés que un rayo de sol.... Y lo peor del caso -¡atrevida¡- es que pareces muy satisfecha de que haya cerrado mi ventana.

III
Tú dices que eres triste. Yo sé que comprendes mis tristezas. Pero a pesar de ti misma, tú eres alegre, alegre como la luz, como la flor, como el trino. Lo raro es que tu alegría es producida por mi amor. Proviene tu alegría del amor del hombre taciturno, obsedido por el Misterio y por el Arte, envenenado por la filosofía y por el Mundo.-Como yo conozco ese milagro, temo que se produzca en mí. Temo el contagio de tu celeste y poderoso júbilo. ¡Oh amada! No me arrebate tu alegría lo que me enorgullece y me define. ¡No vuelva el tiempo ingenuo de la poesía meliflua y desastrosa! En mi gravedad de crepúsculo tendré, para ti sola, luces y flores y trinos. Déjame la palabra amarga. la tristeza y la cólera son mías. Pero mi ternura sabrá mecer tu jovialidad de niña en un columpio de arrullos.

IV
Será un día cualquiera... Habrá rostros graves y rostros sonrientes. Todo ocurrirá como en un sueño y tú no sabrás qué pasa... (Tu alma será una dulce angustia y una expectación de aurora.) --¿Por qué me visten así? ¿Por qué me coronan de flores? ¿Por qué lloran y ríen?-- me preguntaras. Y yo permaneceré silencioso, para no romper con mi voz el sonambulismo del momento. Pero cuando las amigas te hayan estrujado, cuando te hayan quitado los polvos a besos, cuando tu también derrames una lagrima límpida, entonces, rodearé tu cintura con mi brazo y te diré en una palabra: -- Vamos...

V
Puedes venir desnuda a mi fiesta de amor. Yo te vestiré de caricias.
Música la de mis palabras; perfume es de mis versos; Corona, mis lagrimas sobre tu cabellera.
¿Que mejor cinturón para tu talle, que cinturón mas tierno, mas fuerte y mas justo que el que te darán mis brazos?... Para tu seno ¿que mejor ceñidor que mis manos amorosas? ¿Que mejor pulsera para tus muñecas que la que formen mis dedos al tomarlas para llevar tus manos a mi boca?
Una solo mordedura, cálida y suave, a un lado de tu pecho, será un broche único para sujetar a tu cuerpo la clámide ceñida y maravillosa de mis dedos. Puedes venir desnuda a mi fiesta de amor, Yo te vestiré de caricias.

VI
Entonces...
Cuando en tu cuerpo, rendido, no vibre ya el temblor elástico de los miembros; cuando tus labios no tengan fuerzas para besar; cuando tu brazo fatigado se extienda en reposo lánguido, y en un gesto débil y esquivo de negación agites la cabellera trémula...
Entonces... Cuando tus ojos estén borrachos de adormideras sutiles, cuando los parpados te pesen y se caigan, quemados por la mirada ardiente de toda la noche... Entonces, a través de la fina malla de tus pestañas, verás todavía alargarse en mis pupilas ávidas un desperezamiento de panteras...


RUBEN MARTINEZ VILLENA


Poemas de Rubén Martínez Villena (1899-1934), abogado fundador de la Liga Antiimperialista y de la Liga Anticlerical, miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, director de la huelga general de 1933 que derrocaría el régimen de Machado

COLATERAL





Se equivocó la noche 
asomó su mirada al mundo 
justo cuando el sol 
sonreía un amanecer. 
Me debes un día,
o una existencia.

Teresa Delgado © 2011
Safe Creative #1011077789773

Recuerdame de Margarita Parada Palma



Recuerdame
frágil paseando por las calles
cantando mis sueños
Como la noche dibujada en tus palabras
humedecida en cada aroma
de cada hoja
que el sol parió en primavera  
Margarita Parada Palma
 

Galimatias

La mitad de todo sigue siendo todo en esencia.
La esencia de todo es nada, 
ese algo indivisiblemente completo. 
Completamente indivisible.
Completarse es quizá tan solo saberse, 
¡Pero, como duele saberse incompleto! 
Suscribe  Rorschach.
Teresa Delgado © 2011 
Safe Creative #1011077789773

miércoles, 28 de septiembre de 2011

ALGO SUCEDE de GLORIA FUERTES



Algo sucede 
Algo me pasa que en mi pecho existe. 
Vuelan hormigas y discurren peces. 
Suena la sangre y el tambor convoca. 
Hay un incendio cerca de mi pulso. 
De nuevo el tigre lanza su mensaje. 
Tiene mi cama sed de otra figura. 
Vuelven las venas a cantar presagios. 
Torna el insomnio con sus mil disfraces. 
Lavo mis manos para hacerlas suyas, 
peino el cabello, río a las vecinas. 
Y cuanto miro se convierte en agua. 
¡Esto es amor y lo demás miseria!

Gloria fuertes


martes, 27 de septiembre de 2011

Metáfora de Celsa Barja


La pintura, de Mirta Benavente
 ‎"Y llegó. Vistió mi frío, iluminó con su latido mi palabra, murmuró mi nombre, acarició con el suyo mi alma. Me enamoró.Así, tan sencillo. Y despertó el fuego que tanto le esperaba, un requiebro en la carne, un apocalipsis en las entrañas, un enmudecer en su deseo y a la vez hacerme voz y agua para su garganta en mi garganta. Suelto el amor, a él, y la aventura, y la sonrisa, la intimidad más jugosa de mi página, el óleo indecente que pinta su cuerpo, el nacer de la hembra que brama y la profunda delicia de mujer enamorada..Suelto el beso, y el verso, y las estrellas con el designio de un pálpito que me rebasa. Para él, mi alimento, mi puro anhelo, mi Adriano encajado como dios perfecto en la hendidura con piel de esta metáfora..."

Celsa Barja © 2011

https://www.facebook.com/pages/ENTRE-MIS-PALABRAS-Y-YO