DREAMER

sábado, 22 de octubre de 2011

TIEMPO DE DESCUENTO de Isabel Gattarello





 TIEMPO DE DESCUENTO

la cabeza se me abre en cualquier parte
cuando la hermana
se durmió con el rumor der río
y en la casa el silencio se hizo plomo
----------------------
cuando la pólvora y los libros
tenían pies y pollera corta
y corrían
por este bello país del desencuentro
----------------------

o cuando a los arañazos
salté a cortar destinos
y puse fuego donde hubo arena
y me quedé sin uñas
------------------------

cuando casi mujer parí entre apuros
y debí abrir el canal del agua
hacia la fruta
hacer moños y lustrar zapatos
-------------------------

cuando la letra me quemó los dedos
y uno de mis vientres
dejó una estela roja
y me quedé sin temor entre los muertos
---------------------------

vuelvo al estanque limpio
al tizne de la hoja
apretando vidrio molido
entre los dedos
----------------------------

ahora que la vida hurga en mí
sin penetrarme
llega tu amor en estruendo
como derrumbe bajo la creciente.
Isabel Gattarello

 https://www.facebook.com/profile.php?id=100000606656278#!/profile.php?id=100000606656278&sk=wall


viernes, 21 de octubre de 2011

Bálsamo de Herminia Lægreid

 
Qué sería de mí
sin su manto de lana
en las noches de hielo,
sin su tupida red
bajo mis saltos mortales?

Cómo sería yo exiliada
de su regazo
o de su cruel látigo?

Cómo podría yo
sobrevivir
a tanta belleza y a tanto horror
sin el bálsamo de la palabra?


https://www.facebook.com/profile.php?id=100002960781641

miércoles, 19 de octubre de 2011

INDISCIPLÍNAME

Escultura cerámica realizada por Silvia Rodríguez
 http://silviamrodriguez.blogspot.com/2010/03/apasionados.html
Indisciplíname.
Desordéname,
desbórdame.
Desnúdame.
Bórrame,
escríbeme,
rómpeme.
Bébeme,
trágame
muéreme y náceme de nuevo
en las yemas de tus dedos,
el crepitar de tu mirada
y en la saliva que anega
la lengua que dibuja
cada letra de tu beso.

Safe Creative #1011077789773

De Habitaciones separadas (1994) de Julio García Montero




Habitaciones separadas
Está solo. Para seguir camino
se muestra despegado de las cosas.
No lleva provisiones.
Cuando pasan los días
y al final de la tarde piensa en lo sucedido,
tan sólo le conmueve
ese acierto imprevisto
del que pudo vivir la propia vida
en el seguro azar de su conciencia,
así, naturalmente, sin deudas ni banderas.
Una vez dijo amor.
Se poblaron sus labios de ceniza.
Dijo también mañana
con los ojos negados al presente
y sólo tuvo sombras que apretar en la mano,
fantasmas como saldo,
un camino de nubes.
Soledad, libertad,
dos palabras que suelen apoyarse
en los hombros heridos del viajero.
De todo se hace cargo, de nada se convence.
Sus huellas tienen hoy la quemadura
de los sueños vacíos.
No quiere renunciar. Para seguir camino
acepta que la vida se refugie
en una habitación que no es la suya.
La luz se queda siempre detrás de una ventana.
Al otro lado de la puerta
suele escuchar los pasos de la noche.
Sabe que le resulta necesario
aprender a vivir en otra edad,
en otro amor,
en otro tiempo.
Tiempo de habitaciones separadas.

De Habitaciones separadas (1994) 

Luis García Montero
Luis García Montero (Granada, 1958) es poeta y Catedrático de Literatura Española en la Universidad de Granada. Es autor de once poemarios y varios libros de ensayo. Recibió el Premio Adonáis en 1982 por El jardín extranjero, el Premio Loewe en 1993 y el Premio Nacional de Literatura en 1994 por Habitaciones separadas. En 2003, con La intimidad de la serpiente, fue merecedor del Premio Nacional de la Crítica.




“Tono sostenido, poderosa nostalgia, emoción delicada que no alza la voz, poesía escueta, ceñida, Habitaciones separadas es la obra de un poeta joven, pero ya importante. La poesía de Luis Gracia Montero indica una de las tendencias mas valiosas de la lírica española contemporánea, esa línea que se ha llamado “poesía de la experiencia”. Podríamos llamarla también poesía de la vida, poesía que trata de explorar la realidad de todos los días, que colindan por una parte con lo maravilloso y por otra con lo cotidiano. Es un libro lleno de emociones en el cual, estoy seguro, los jóvenes van a reconocerse. Pero no solo ellos, todos nosotros podemos reconocernos en muchos momentos de este libro escrito en versos diáfanos y al mismo tiempo inteligentes”
Octavio Paz

martes, 18 de octubre de 2011

DE VAMPIROS




Te cambio esta luna
por las que reflejan tus ojos.
Te cambio esta lluvia
por las las gotas de sangre
de tus noches.
Yo, aprenderé a respirar sin aire
para sobrevivir en tu aliento.
Me arrancaré los ojos
para que mis cuencas habiten tus horas.
Un instante sin ti
es una estaca que orada mi pecho,
me arranca la vida y duele,
duele más
que los siglos y siglos de eternidad
que ya fueron, 
que me esperan.


Safe Creative #1011077789773

HIGH ARTde Emilia Marcano Quijada

Has escuchado como se cierran
las puertas de tu mirada?


.......Es como un tintineo........


No hay nada más pavoroso y duro
que unos ojos cerrados


.......... ojos sin vida..........



No existe espectáculo más triste
que un corazón ingenuo



Porque se van de prisa los minutos
y la esperanza llega


.......... y no mira .............




Ha pasado de largo y ni siquiera se tomo
conmigo un vaso de misericordia




......... se ha marchado.........



y me quedó el amor a rastras
los pies sangrantes por las filosas piedras
al borde del acantilado



mirando las nubes llenas de agua




@EMILIA MARCANO QUIJADA 2011

poemas.blospot.com
  • http://twitter.com/C

  • DLASPOETISAS
  • http://emiliamarcano
  • .blogspot.com
  • http://clubdepoetisa
  • s.blogspot.com
    Emilia en sus propias palabras: Venezolana, 50 años. La mujer más PERSEVERANTE QUE EXISTE, fan hasta la muerte de mi espacio personal. SOY ESCRITORA, Me encanta escribir cuentos y poemas. Tengo un espectacular sentido del humor. SOY ADICTA REHABILITADA. Alcanzar la madurez me ha costado trabajo asi que me reviso todos los dias. Amo a mi familia y a la poesia. No volveré jamás al pasado. MIS DOS GRANDES METAS: Publicar mi libro y morir abstinente. Dios me guia, SALUDOS!


    lunes, 17 de octubre de 2011

    Carta de: ALEJANDRA PIZARNIK a ANTONIO PORCHIA



    30, rue Saint Sulpice – París 6 e 22 de febrero de 1963

    Querido don Antonio Porchia:

    Siempre pienso en usted y son incontables las veces en que quise escribirle.
    Pero siempre quería que llegara un instante único, privilegiado, separado de los otros,
    no parecido a ningún otro, para enviarle unas líneas que le dijeran la manera más pura cuánto lo recuerdo y que terriblemente importante ha sido –es– haber conocido su voz, sus voces. Le agradezco enormemente las que me envió. Mi familia me las hizo llegar. Ahora esas dos hojas con su escritura están usadas y desgastadas (por mis ojos) porque las llevo conmigo como quien lleva los obligados documentos de identidad. Y en verdad son eso.


    Sabrá por nuestro común y querido amigo Roberto Juarroz que van a hacer tres años que estoy en París. No pocas veces me tienta el volver, verlo a usted, a Roberto, a unos pocos más… Ahora creo que podría conversar con usted “mejor” que antes, tal vez porque perdí mi adolescencia o sufrí más o recuperaré algo de la infancia o envejecí, no sé, pero al releer su maravilloso librito mi fervor fue distinto: esta vez asiento a cada una de sus voces con toda mi sangre y, lo que es extraño: su libro es el más solitario, el más profundamente solo que se ha escrito en el mundo y no obstante , releyéndolo a medianoche, me sentí acompañada o mejor dicho amparada. Y también asegurada, tranquilizada, como si me hubieran dado la razón en la única cosa que yo rogaba tenerla. Volviendo al tema de París: lo que me calma de aquíes vivir sola, sin familia, viendo a la gente sólo cuando lo deseo. Esto es muy importante para mí. Necesito del silencio (o tal vez es el silencio que me necesita). “Has venido a este mundo que no entiende nada sin palabras, casi sin palabras”.

    Esta frase se reitera en mí y canta en mí con extremada frecuencia. En verdad, no hago más que pensar en el silencio. Y he terminado preguntándome si el silencio existe. Pero si lo pregunto ya no hay silencio.

    Si alguna vez desea escribirme algunas líneas me dará usted una muy alta alegría, me hará un gran bien. Por mi parte lamento que no haya llegado aún ese instante privilegiado en el que quería hablarle y preguntarle de una manera más hermosa que ésta de ahora. Pero como no tengo tanta paciencia aquí va esta carta y el más cariñoso abrazo de

    Alejandra Pizarnik.
     
    Reseña biográfica
    Poeta argentina nacida en Buenos Aires en 1936.
    Estudió Filosofía y Letras en la Universidad de Buenos Aires.
    Viajó a Paris, en donde estudió Literatura Francesa en La Sorbona y trabajó en el campo literario colaborando en varios diarios y revistas con sus poemas y traducciones de Artaud y Cesairé, entre otros.
    Es una de las voces más representativas de la generación del sesenta y es considerada como una de las poetas líricas y surrealistas más importantes de Argentina.
    Obras:
     «La tierra más ajena» en 1955, «La última inocencia» en 1956, «Las aventuras perdidas» en 1958, «Árbol de diana» en 1962, «Los trabajos y las noches» en 1965, «Extracción de la piedra de locura» en 1968, «El infierno musical» en 1971 y «Textos de sombra y últimos poemas», publicación póstuma en el año 1982.Alejandra Pizarnik falleció en 1972 como consecuencia de una profunda depresión.