DE ALMA A ALMA

lunes, 16 de abril de 2012

Fragmento de la novela: SIMONA de LINA ZERÓN





Fragmento de la novela: SIMONA

Era la primera vez que tenía una amante, que hacía algo tan atrevido. No sabía cómo actuar, que las cosas mientras menos evidentes son más creíbles. El arte de ser natural, discreto, frío. No es fácil tener un amante y amarlo y amarlo y necesitar sus besos, sus brazos, los suspiros en la entrepierna, las contracciones uterinas en el climax, no es fácil esconder la felicidad de tener alguien que te ame en la misma intensidad y que deseé hacerlo, que quiera arriesgarse a amar, pero sin exponerse, sin lastimas, sin llevarse entre las patas el tesoro de la familia. “Te voy a enseñar a ser amante”, te daré tips, excusas, justificaciones, coartadas, todo creíble y demostrable, le dijo ELLA, al otro lado del auricular se escuchó una sonrisa ronca, sacó su lado macho, ese que casi nunca se asoma tras su personalidad, “no es eso, yo sé cómo hacerlo, sólo que ahora no puedo”, pero el temblor de su voz, la rapidez con la que hablaba, el tono como si estuviera escondido bajo la cama, denotaba que iba a tener que aprender muchos trucos para poder ser amado hasta el extremo, para donarse sin recelos, sin condiciones, a sacrificar algunas cosas para poder estar con ELLA.

“La otra historia ha comenzado”, le escribió ella en un correo. Nunca pensó que todo este sentimiento que había atesorado para proteger su cercanía durante tantos, tantos años, pudiera brotar como catarata incontenible, avasallador, desesperante. Si, así es la palabra, ELLA estaba desesperada, ansiosa, por volver a verlo, por leer su correos, por escuchar su voz. Ya había olvidado lo que era esperar un mensaje, una luz que ilumine una noche de tormenta, una palabra de amor que te haga sentir con deseos de brincar, del amor sincero, del que ELLA sabe que sólo ÉL le puede dar, porque lo conoce, porque sabe de su capacidad de amar cuando lo vio sufrir por aquella fulana de cabellos largos. En ese entonces deseaba volar a la India y rociar con gasolina a esa tipa que lo hacía no salir de casa, estar junto al teléfono por horas, buscar la línea azul en el correo, viajar a otro país para verla dos días. La amó tanto que ELLA hubiera querido estar en su lugar.

Lina Zerón

Del libro: Simona

Lina Zerón nació hace algunos años en Mexico y reside actualmente en Coyoacán, Distrito Federal, Mexico. He escrito 15 libros de poesía, 4 novelas, 1 libro de cuentos. Es Periodista y promotara cultural. Directora de Linajes Editores y Pluma y café. Su poesía está traducida a 12 idiomas y ha recibido numerosos reconocimientos tanto a nivel nacional como internacional    .https://www.facebook.com/lina.zeron




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo que escribo habrá valido la pena si llega a ese otro lado que eres tú.
Es entonces cuando firmo...
Cuéntame