DE ALMA A ALMA

sábado, 1 de septiembre de 2012

Poemas por Ciudad Juárez: ANTONIO ARROYO SILVA, Agüimes, Canarias






Poemas por Ciudad Juárez: ANTONIO ARROYO SILVA, Agüimes, Canarias: A SUSANA CHAVEZ “ Escribir no es deporte. O se mata uno en cada línea de su vida, o no escribe.” Marguerite Duras . “ 


A SUSANA CHAVEZ
Escribir no es deporte. O se mata uno en cada línea de su vida, o no escribe.”
Marguerite Duras.
Aquí estás, embalsamada,
casi real entre los árboles”.
Susana Chávez, Ocaso.
Sangre mía, sangre del alba,
sangre de luna partida,
sangre del silencio”.
Susana Chávez, Sangre
 
I

Susana Chávez:
mutilada la mano que escribe
la cabeza embutida
así como un desecho como si
quedara en una bolsa remirando al verdugo
desde todos los frentes del matadero desde
el hálito la cordura el adiós el más nunca
Como si la poesía fuera inmune al hollín
de Ciudad Juárez
y a esa mano falaz de los llamados justos
diciendo las mentiras del odio a la que canta
sobre los girasoles tirados en la calle

Lo sabías Susana: no asirás
el asma de los viejos cronómetros
Sabías que esta vez los poetas
llorarían por ti por tu roja sutura
pero no fue por eso sino porque jugarse
la vida en el poema es la única verdad
que se queda en la tinta
y que el amor fue herido desmigajado roto
más allá de los mudos bulevares
donde el goce no existe
y el aullido no existe porque
alguien echó a rodar su corazón de piedra

Susana Chávez:
la sangre de esa luna partida por los náhualts
la que se fue al silencio de verse derramada
en un rincón tan sola para llorar a gritos
esa astilla de luz

Le echaron una bolsa de plástico a la poesía:
no más la mutilaron
le dieron alas


II


Primero amenazaron con callarla
de una vez para siempre: le echaban las notitas
debajo de la puerta le colgaron un gato
en medio del alféizar para que su ventana
se cerrara de asfixia

Ella siguió luchando contra el odio
lo encaró con su verso y dijo ni una más
con el dolor a cuestas por todos los cadáveres
de la tierra y el cielo
Ella limpiaba heridas y descolgaba gatos
de alféizares y cruces o acaso tachonaba
el vacío y la sangre con poemas celestes

Segundo: amenazaron con la ignominia incierta
y ella lloró por todas
las muertes silenciosas de media humanidad
desde su verso altivo
No es cierto que al final la devorara el lobo
que protege su estirpe más allá de noticias
y pruebas fehacientes más allá de secuaces
y causas oculares

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo que escribo habrá valido la pena si llega a ese otro lado que eres tú.
Es entonces cuando firmo...
Cuéntame