DREAMER

jueves, 11 de octubre de 2012

Menos lobos caperucita



 Muy bien caperucita, ya puedes quitarte el abrigo. Llegó el otoño pero el verano no se llevó el calor.
Pál frío de dentro no sirven los andrajos.
Confiésalo caperucita nunca hubieron tantos lobos, ni la abuela fue tan ñoña como la pintaron, los cazadores estaban fuera de temporada así que se escondieron como ratas inmundas. Estuviste sola caperucita, anduviste solita los bosques y las noches os

curas, gracias al cielo estuviste sola y te hiciste grande y fuerte…
Si lo sé, yo también me perdí a la niña, pero no te preocupes siempre es tiempo de cuentos y de seguir jugando.
Ven conmigo, me quito mi abrigo rojo y nos vamos al mar a darnos un buen chapuzón a ver si el invierno nos pilla felices.


  Teresa Delgado © 2012



 MENOS LOBOS CAPERUCITA

Caperucita, sin apenas darnos cuenta llegó el otoño.
Confiésalo caperucita,  nunca hubieron tantos lobos, ni la abuela fue tan ñoña como la pintaron, los cazadores estaban fuera de temporada así que se escondieron como ratas inmundas. Estuviste sola caperucita por los bosques y las noches oscuras y eso te hizo grande y fuerte.
Si, lo sé. Yo también me perdí ser niña, pero siempre es tiempo de cuentos y de seguir jugando.
Ven caperucita,  ya puedes salir del ropero, hace tiempo que nadie espera fuera.
Nos airearemos, nos daremos  un buen baño en el mar.
El invierno nos pillará felices.

   Teresa Delgado © 2012

Safe Creative #0911260084719

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo que escribo habrá valido la pena si llega a ese otro lado que eres tú.
Es entonces cuando firmo...
Cuéntame