DREAMER

viernes, 7 de diciembre de 2012

LA MAGIA DE TU AMOR ES….


Autor de la pintura: Alberto Pancorbo
Entender el desafio de descubrir quien eres como un arte. Intuir, con terrible claridad que estas jornadas de encuentros y dialogos, que no parece terminar nunca, ni aun cuando nos separamos, se construyen con la misma determinacion que un incendio, se prenden de mi cintura, se propagan por todas las estructuras del tiempo en que no estas. Y me deslumbra. Y me iluminan.

Es un desarme.

Es dejar en un recodo del camino las ultimas municiones y acariciar las posibilidades, los supuestos, las conjeturas.
No preguntar ni una sola vez por donde, por que caminos, por que laderas o por que orillas de que mundos, o por que espacios, que no me incluyeron, aprendiste a ser lo que ahora eres, lo que me regalas en cada gesto, en cada sonrisa.

Es bajar la voz solo para decir tu nombre al aire y a la noche
Es que te sienta conmigo. Y que ya nada, ni siquiera el rumor y el eco de mis febriles maldiciones, mis desatinos o desacuerdos puedan romper la armonia de las horas de embrujo.

Es construir con las manos poliedros, para darle mas formas, mas posibilidades a tocarnos, a rozarnos, a reconocernos.

Inventar progresiones de tiempos y envolver los minutos en una tela de seda para que nos se nos pierdan.

Desordenar lo previsto, lo previsible. Desordenar los lugares, las luces, las orbitas de los planetas, los recuerdos, las distancias. Desordenarlo todo.

Y cuando intentes explicar lo que nos esta pasando –siempre, no se por que los hombres tratais de explicarlo todo, de definirlo todo- pondré mi mano sobre tus labios para evitar que pronuncies las palabras malditas, las palabras prohibida. Esas dos palabras que siempre pienso que atraen la mala fortuna.

Y si aun asi, desobedeciento al temor o a la prudencia, las palabras que unicamente han de pronunciarse cuando la vida esta en juego, se escapan de tu boca, y se cuelan a traves de mis dedos, ya no importarán las consecuencias.

Se que contigo, a tu lado, no hay nada que temer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo que escribo habrá valido la pena si llega a ese otro lado que eres tú.
Es entonces cuando firmo...
Cuéntame