DE ALMA A ALMA

sábado, 25 de febrero de 2012

MARIONETAS


Zbigniew Preisner - Les Marionettes


 Entre los dedos y la forma inerte 
salta una chispa.
Música.
Poesía.
Nace una forma,
 un movimiento,
un acorde,
una palabra,
 una lagrima...
No hay espacio entre piel y piel.
Late solo un corazón en dos pechos.
El aire es suficiente para dos respiros.
El mundo
no es suficiente para tanto amor. 
 Se encoge el alma,
se expande el tiempo.
Yo muevo lo que mueves de mí.
Soy de tus manos.
Eres de mi silencio.
Escribimos muerte
y de repente...
Deja de sonar la vida.


Teresa Delgado © 2012



Safe Creative #0911260084719

viernes, 24 de febrero de 2012

LOS AMOROSOS de Jaime Sabines


 Los Amorosos.
Los amorosos callan.
El amor es el silencio más fino,
el más tembloroso, el más insoportable.
Los amorosos buscan,
los amorosos son los que abandonan,
son los que cambian, los que olvidan.
Su corazón les dice que nunca han de encontrar,
no encuentran, buscan.
Los amorosos andan como locos
porque están solos, solos, solos,
entregándose, dándose a cada rato,
llorando porque no salvan al amor.
Les preocupa el amor. Los amorosos
viven al día, no pueden hacer más, no saben.
Siempre se estan yendo,
siempre, hacia alguna parte.
Esperan,
no esperan nada, pero esperan.
Saben que nunca han de encontrar.
El amor es la prórroga perpetua,
siempre el paso siguiente, el otro, el otro.
Los amorosos son los insaciables,
los que siempre- ¡ que bueno !- han de estar solos.
Los amorosos son la hidra del cuento.
Tienen serpientes en lugar de brazos.
Las venas del cuello se les hinchan
también como serpientes para asfixiarlos.
Los amorosos no pueden dormir
porque si se duermen se los comen los gusanos. 
En la obscuridad abren los ojos
y les cae en ellos el espanto.
Encuentran alacranes bajo la sábana
y su cama flota como sobre un lago.
Los amorosos son locos, sólo locos,
sin Dios y sin diablo.
Los amorosos salen de sus cuevas
temblorosos, hambrientos,
a cazar fantasmas.
Se ríen de las gentes que lo saben todo,
de las que aman a perpetuidad, verídicamente,
de las que creen en el amor como una lámpara de inagotable aceite.
Los amorosos juegan a coger el agua,
a tatuar el humo, a no irse.
Juegan el largo, el triste juego del amor.
Nadie ha de resignarse.
Dicen que nadie ha de resignarse.
Los amorosos se avergüenzan de toda conformación.
Vacíos, pero vacíos de una a otra costilla,
la muerte les fermenta detrás de los ojos,
y ellos caminan, lloran hasta la madrugada
en que trenes y gallos se despiden dolorosamente.
Les llega a veces un olor a tierra recién nacida,
a mujeres que duermen con la mano en el sexo, complacidas,
a arroyos de agua tierna y a cocinas.
Los amorosos se ponen a cantar entre labios
una canción no aprendida,
y se van llorando, llorando,
la hermosa vida. 
Jaime Sabines.






jueves, 23 de febrero de 2012

INVICTUS de William Ernest Henley


http://27.media.tumblr.com/tumblr_lqy1goAQN11qzvxavo1_400.jpg



INVICTUS

Más allá de la noche que me cubre
negra como el abismo insondable,
doy gracias a los dioses que pudieran existir
por mi alma invicta.
En las azarosas garras de las circunstancias
nunca me he lamentado ni he pestañeado.
Sometido a los golpes del destino
mi cabeza está ensangrentada, pero erguida.
Más allá de este lugar de cólera y lágrimas
donde yace el Horror de la Sombra,
la amenaza de los años
me encuentra, y me encontrará, sin miedo.
No importa cuán estrecho sea el portal,
cuán cargada de castigos la sentencia,
soy el amo de mi destino:
soy el capitán de mi alma.

INVICTUS

Out of the night that covers me,
Black as the Pit from pole to pole,
I thank whatever gods may be
For my unconquerable soul. -
In the fell clutch of circumstance
I have not winced nor cried aloud.
Under the bludgeonings of chance
My head is bloody, but unbowed. -
Beyond this place of wrath and tears
Looms but the horror of the shade,
And yet the menace of the years
Finds, and shall find me, unafraid.
It matters not how strait the gate,
How charged with punishments the scroll,
I am the master of my fate;
I am the captain of my soul.

INVICTUS

Noite à fora que me cobre
Negra como um breu de ponta a ponta,
Eu agradeço, a quem forem os deuses
Por minha alma incansável.

Nas cruéis garras da circunstância
Eu não fiz cara feia ou sequer gritei.
Sob as pauladas da sorte
Minha cabeça está sangrenta, mas não rebaixada.
               
Além deste lugar de raiva e lágrimas
É iminente o horror da escuridão,
E ainda o avançar dos anos
Encontra, e me encontrará, sem medo.

Não importa o quão estreito seja o portão,
O quão carregado com castigos esteja o pergaminho,
Eu sou o mestre de meu destino;
Eu sou o capitão de minha alma.




miércoles, 22 de febrero de 2012

TU NOMBRE de Paul Jr Paniagua


 





Cruzaré el valle en silencio.
Será el umbral del deceso.
Seré ágil. Iré de frente sin miedo.
Los otoños oscuros morirán de tristeza.
No habrá barreras ni abismos que aten mi cuerpo. Seré libre por fín.
Verás mi cuerpo ya roto desplomarse en pedazos de anhelos de tí.

Llegaré por fín a tus brazos, ya tarde.
Recordaré tu mirada que ya había olvidado de ojos negros profundos
que aún extremecen mis noches.
Allí estarás ocupada contando la arena del Virgo del cielo.
No habrá más oceanos amargos ni grises azules.
Morirán las tormentas. No habrá prisiones mortales.

Saciaremos el hambre y su sed de volvernos a ver que arrastramos de siglos.
Plantaré un jardín de rojas Andrómedas en la galaxia Sunflower ahí por tu casa del cielo.
Serán todas tuyas.....las flores. No habrá una estrella que no lleve tu nombre.

Paul Jr Paniagua
Copyright 3/2/2011