DE ALMA A ALMA

lunes, 11 de marzo de 2013

ELLA de ANTONIO ARROYO SILVA





De las manadas vienen a socavar el agujero
de la aguja. Bisontes corretean al pairo
como hormigas y Ella entre tantas dice que
la llama apague el agua de la conciencia, dice que
la conciencia  del agua  se marchó con los ríos
de fuego de los hombres y los hombres son párvulos
que en el sótano de mi casa echan flores,
rosas marchitas y pétalos secos de enamorado.
Ella, a la que dejaron como un jarrón partido
con pedazos de hortensia encima de la mesa camilla
donde pasan los gatos y urden con trozos de tela las arañas
el traje del olvido y el polvo de un recuerdo
ácido y milenario.

Ella
con los ojos azules
no veía el mar  ni el cielo,
se quedaba invisible entre los huracanes y las mareas.

Ella,
esa isla tan sola en el semblante suyo,
tan llena de erupciones de roja soledad,
tan ajada de ausencias en la orilla sangrante…

Y el viento desde arriba la tremolaba toda
como  retal de piel, como bandera hueca
sin himno y sin astilla –sólo una en lo profundo,
en lo más absoluto del dolor, tan clavada.

Safe Creative #0911260084719





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo que escribo habrá valido la pena si llega a ese otro lado que eres tú.
Es entonces cuando firmo...
Cuéntame