DE ALMA A ALMA

lunes, 22 de abril de 2013

Buganvilla



 
Hay ocasiones en que no hacen falta palabras
para decir lo que es.
Hay cosas, que uno ya sabe de todas las vidas.
Cuando algo es, no hace falta nombrarlo.
Tampoco precisa ser leído.
Escribirlo es quizá oficio de sibaritas.
No precisa de  tinta ni de soporte.
Uno lo sabe y sin embargo,
por una vida más, juega a imprimirlo
en las ráfagas de aire que dejan inspiradas las mariposas,
o en un alarde de valentía,
sobre la delicada textura de  una buganvilla.

Teresa Delgado © 2013

 Safe Creative #0911260084719

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo que escribo habrá valido la pena si llega a ese otro lado que eres tú.
Es entonces cuando firmo...
Cuéntame