DREAMER

sábado, 27 de julio de 2013

BÁLSAMO







 Algunas personas,
al descubrir que escribo poesía
no puede evitar mirarme
con esa  mezcla de lástima envuelta en ternura.
Yo, casi sin darme cuenta me estiro y sonrío.
Que me perdonen las huestes celestiales 
y las propias musas
si lo consideran ego.
Yo siento que se trata es de certeza,
esa certeza que me sostiene,
la de saberme siempre acompañada,
conectada con una boca gigante que no cesa de decirme cosas al oído
una mano que me vuelve para que vea lo que a otros se les escapa,
el silencio que me permite escuchar sonidos casi imperceptibles
incluso, murmullo de las otras almas...
 Todo eso es muchas veces para el mundo,
pero otras un regalo tan solo para mí.
Yo escribo,
escribo y le sirve a todos.
Pero, ¡Santo cielo!
solo las orejas gigantes que son los poetas,
saben de que hablo.
Gratitud es la palabra,
gratitud por sabernos los niños mimados de la vida.
A pesar de que de las noches 
son las nuestras las más oscuras,
Aunque nada emborrache un dolor que no sabemos
de donde viene , ni aún en donde está.
aún cuando se nos acaba a menudo la tinta
y hay que escribir con lágrimas, saliva o sangre
la poesía siempre, es un bálsamo
que te cura de estar vivo.


 Teresa Delgado © 2013

 Safe Creative #0911260084719 
Copyright © - Se otorga permiso para copiar y redistribuir este artículo con la condición de que el contenido se mantenga completo, se dé crédito al autor(es), y se distribuya gratuitamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo que escribo habrá valido la pena si llega a ese otro lado que eres tú.
Es entonces cuando firmo...
Cuéntame