DREAMER

miércoles, 17 de julio de 2013

Relojes



 Yo, como el reloj de Papini, también tengo dos momentos al día en que mis agujas coinciden con el tiempo del mundo, y realmente son instantes gozosos esos en que nada chirría, ni suenan exabruptos, ni cristales rotos; pero si tengo que ser sincera a medida en que precisamente el tiempo, ajeno a sus agujas va pasando por mí, yo disfruto más de las otras diez horas en las que desentono y me llaman rara, sensible, loca, ilusa y hasta poeta...


 Teresa Delgado © 2013

Safe Creative #0911260084719




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo que escribo habrá valido la pena si llega a ese otro lado que eres tú.
Es entonces cuando firmo...
Cuéntame