DE ALMA A ALMA

lunes, 19 de agosto de 2013

BRUMA Y ESPEJOS








Nos rompimos cual espejo,
en mil pedazos,
como una lágrima al caer,
se vuelve océano.
Cada gota de noche nos contiene,
cada trozo de día nos extraña
cada salto de aguja o tiempo
nos nombra.

Desvelo el secreto.
Sé que tras la bruma está Ítaca,
el más cierto de los espejismos.
Como fantasma expectante,
como la rima perfecta
a la que apuntan todas las brújulas,
está el amor,
mi amor,
este amor,
un amor que sabemos
del tamaño del botón de una rosa
del diámetro de un planeta
o del suspiro de una galaxia,
inmensamente diminuto,
grandiosamente pequeño.


Teresa Delgado © 2012

 Safe Creative #0911260084719

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo que escribo habrá valido la pena si llega a ese otro lado que eres tú.
Es entonces cuando firmo...
Cuéntame