DREAMER

martes, 10 de septiembre de 2013

COSTUMBRE


  



Me acostumbré a quererte en las cuencas de mis ojos,
territorio absoluto de mis sueños,
a esperarte en donde el latido es soberano
a hablarte con palabras de tinta y de respiro.
El único inconveniente
es el lugar en donde acudo cada noche
porque no me acostumbro a este frío
a que pasen tantas páginas en blanco
a mis manos que se arrugan de vacío,
a morirme a cada instante de poesía
que se lleva el viento a su morada.
El viento está hecho de costumbre.

Teresa Delgado © 2012



Safe Creative #0911260084719  Copyright © - Se otorga permiso para copiar y redistribuir este artículo con la condición de que el contenido se mantenga completo, se dé crédito al autor(es), y se distribuya gratuitamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo que escribo habrá valido la pena si llega a ese otro lado que eres tú.
Es entonces cuando firmo...
Cuéntame