DE ALMA A ALMA

martes, 3 de septiembre de 2013

"Te sentí muerto, y ya no quedaba nada hermoso en el mundo"

SEDA

"Te sentí muerto, y ya no quedaba nada hermoso en el mundo"

Esta frase que pertenece a un diálogo de la  novela titulada "Seda" (Silk), obra del autor Alessandro Baricco , me emocionó hasta las lágrimas.


Seda es una novela, que apenas cuenta con unas 100 páginas, pero que resultan suficientes para  esbozar una historia única y a sus personajes con toda claridad, sumergiendonos en el transcurso de los acontecimientos de forma profunda lo cual me parece una hazaña que el autor consigue magistralmente.
 Me han emocionado la dulzura de cada palabra que utiliza, la poseía que se respira en cada frase, la profundidad y delicadeza de cada concepto.

 El personaje femenino central, Hélène, inspira respeto, ternura y compasión.Ella es una mujer inteligente, extremadamente sensible y encantadora,esposa del protagonista Hervé y que queda aparentemente desdibujada por la aparición de una mujer  asiática que turba los pensamientos y el corazón de Hervé.



 La novela es absolutamente recomendable como así la película, en muy pocas ocasiones un film supera la obra literaria en que se inspira pero, en esta ocasión casi puedo afirmar que así ha sido, al menos ha sido tan fiel a la esencia de la novela  que uno se encuentra en el paisaje que le evocaron las palabras leídas, se emociona con las sensaciones tan bellamente descritas y adivina cada emoción que pudo sentir leyendo el libro. La fotografía increíblemente bella, los personajes maravillosamente caracterizados y perfectos en su actuación, como añadido consigue transmitir, el sosiego que se respira durante la lectura del libro y la belleza de todo cuanto rodea esta trama única. Absolutamente recomendable también. Al menos para mí ha sido un regalo ambos, novela y película.   

 

Seda (Silk)


" Mi querido amo, no tengas miedo, no hables, no te muevas, estoy aquí a tu lado... ¿No me sientes? Al tocarme por primera vez, sentirás el calor pero aún no sabrás dónde, tal vez sea sobre tus ojos... ¿Quién puede borrar este momento? Ésto no tiene final... ¿No lo ves? Lo que habíamos de hacer, lo hemos hecho... créeme amor mio, lo hemos hecho para siempre... y si te ayuda a ser feliz, no dudes ni por un momento en olvidar a esta mujer que te dice, sin rastro de arrepentimiento, adiós."




En síntesis, Hervé y Hélène viven en un pequeño pueblo francés. Un día un personaje curioso llega al pueblo y abre fábricas de seda, pero en los años siguientes toda Europa se ve sacudida por una extraña enfermedad que acaba con los huevos de los gusanos de seda. Así Hervé se ve inscrito en una serie de viajes por los confines del mundo para buscar a esos pequeños tesoros, tan lejos hubo de ir que llegó hasta Japón..

- ¿Y dónde quedaría, exactamente, ese Japón?
Siempre recto. Hasta el fin del mundo.

Y hasta allí llegó.





Teresa Delgado © 2013

 Safe Creative #0911260084719

3 comentarios:

  1. Hace poco la volví a ver y lloré de nuevo. Me encanta Tere. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Si, es un libro precioso y la película no lo desmerece. Yo ando leyendo ahora Los niños del agua de Charles Kingsley. Oliver me enviaba a cada rato fotografías de la preciosa edición que le regalaste y me enganchó.
    Un abrazo Isa, Me gusta saberte por aquí.

    ResponderEliminar
  3. Los niños del agua es un libro muy especial y con unas ilustraciones maravillosas. Es de esos libros que un día fueron olvidados y que merece la pena recuperar. Me gustaba ver a mi hijo maravillado cuando lo leía. Él entendió la historia desde el principio y eso que no es fácil. Es muy bello. Me alegro que lo leas ya me contarás.

    ResponderEliminar

Lo que escribo habrá valido la pena si llega a ese otro lado que eres tú.
Es entonces cuando firmo...
Cuéntame