DE ALMA A ALMA

domingo, 10 de noviembre de 2013

PUNTOS SUSPENSIVOS





Ya nadie trabaja.
Nadie enseña a nadie.
No hay indicaciones
De cómo trazar los números y las letras.
Nadie apaga  los fuegos,
ni las luces de las farolas.
Nadie enciende la calefacción.
Nadie teje las nubes,
nadie seca la lluvia
nadie sopla los vientos
ni bebe los mares por nadie.
Nadie despega un sueño,
ni aterriza una esperanza.
Nadie reaviva sinapsis
Ni airea las ideas.
Nadie se ocupa ya
 de diseminar estrellas sobre la piel de la noche.
No se acaricia a la tierra, ni se mira al cielo.
No se venden vitaminas.
No se compra.
Nadie recoge la basura,
ni sutura las heridas.
Nadie
Tan solo un poema es testigo de la barbarie,
pero tiene frío,
está huérfano de tinta,
desnudo de papel
y se muere de silencio.

  Teresa Delgado © 2013

Safe Creative #0911260084719  Copyright © - Se otorga permiso para copiar y redistribuir este artículo con la condición de que el contenido se mantenga completo, se dé crédito al autor(es), y se distribuya gratuitamente.

1 comentario:

  1. Me encanta leerte Tere. Muy cierto lo que cuentas en este poema. Me quité facebook pero te leo por aquí. Un abrazo muy fuerte. Isa.

    ResponderEliminar

Lo que escribo habrá valido la pena si llega a ese otro lado que eres tú.
Es entonces cuando firmo...
Cuéntame