DREAMER

viernes, 20 de diciembre de 2013

MEDIODÍA



Es mediodía sobre tu piel,
la piel que amaneció en mis brazos.
  Las agujas del reloj

marcan mi cuerpo alrededor del alma tuya.
Tu alma que anochecerá conmigo.
Muero en tus ojos
y tú en los labios míos,
desaparezco en lo profundo de cada poro de ti.
El mar nos envuelve y nos navega,
nos amanece
nos lleva a lo más hondo
y nos resurge en la fiesta de espuma
en que danzan las olas.
Olas que son mis caricias
sobre el mediodía de tu piel.

Teresa Delgado © 2012

(17/09/2012 )

Safe Creative #0911260084719
Lienzo pertenece a Nestor Martín Fernando de La Torre(Las Palmas de Gran Canaria,7 de febrero de 1887 - 6 de febrero de 1938), pintor canario que participó ampliamente de las corrientes simbolista y modernista europeas, dejando una obra considerada, de forma unánime por los expertos iimprescindible para conocer en detalle esos movimientos artísticos.
El lienzo se titula " Mediodía" forma parte del Poema del Atlántico
Conjunto de lienzos que Néstor realizó entre 1913 y 1924 en cuyo desarrollo interpreta los estados de la mar en diferentes momentos del día. El artista emplea una técnica de empastes y veladuras con la que obtiene un gran realismo en la representación de las aguas del océano, realizando una pintura muy acorde con el Modernismo de principios de siglo, en la que también muestra una interesante gama cromática gracias al uso que éste hace del color, suavizándolo, difuminándolo o exaltándolo fuertemente. Así mismo, en cada una de las obras de la serie, Néstor plasma una especie de mitología de cuerpos adolescentes, ambiguamente viriles que nadan, reposan o hacen oposición frente a las olas y a los seres marinos que son dibujados, en parte desde la realidad, y parte desde la ficción del artista. Forma parte de la colección el Poema de los Elementos, proyecto vital del artista. El también llamado Poema del mar, está compuesto por ocho cuadros: El Mediodía y La Tarde (1917-1918), Noche, Bajamar, Pleamar, Reposo y Borrasca (1918-1924).






1 comentario:

Lo que escribo habrá valido la pena si llega a ese otro lado que eres tú.
Es entonces cuando firmo...
Cuéntame