DE ALMA A ALMA

viernes, 6 de diciembre de 2013

DENUNCIA


10281-monk-by-the-sea-caspar-david-friedrich


Denuncio a los hombres malos
que hacen malas cosas a los niños a los viejoS,
 a los más y a los menos.
Denuncio a la noche por ser más negra aun poblada de luna.
Denuncio al viento frio que me enfría el alma,
a las lenguas que no despliegan palabras dulces.
Al fuego que no calienta.
Denuncio a los que no ordeñan pensamientos que construyan a los otros.
Denuncio a las madres cárcel,
a los padres ausentes,
a los maestros dormidos.
Denuncio a los que no ven porque no quieren mirar, a los que mirando no quieren ver
A los que no dan un paso más allá de su nariz,
a los que viajan lejos para no arreglar la  nariz de su propio mundo.
Al que hace caso omiso, oídos sordos…
Denuncio a mis manos que están escribiendo esto que me denuncia.
Denuncio, asimismo, a la lluvia
por mojarme de a poquito y borrarme mi lágrima más bonita,
al mar que me trae  tu nombre ola tras ola.
a la playa que se ha cansado de verme esperar tus naves.
Al faro que cerró los ojos.
Denuncio a este latido que pulsa en mi memoria
y te hace presente,
al sepulturero por desenterrarte cada mañana,
denuncio al mundo por sus coordenadas
al universo por el tiempo
y a todo lo que nos haga pensar que somos dos y que estamos separados.

 Teresa Delgado © 2013

Safe Creative #0911260084719  Copyright © - Se otorga permiso para copiar y redistribuir este artículo con la condición de que el contenido se mantenga completo, se dé crédito al autor(es), y se distribuya gratuitamente.

jueves, 5 de diciembre de 2013

ERÓTICA de Cristina Peri Rossi

 



Tu placer es lento y duro
viene de lejos
retumba en las entrañas
como las sordas
sacudidas de un volcán
dormido hace siglos bajo la tierra
y sonámbulo todavía

Como las lentas evoluciones de una esfera
en perpetuo e imperceptible movimiento
Ruge al despertar
despide espuma
arranca a los animales de sus cuevas
arrastra un lodo antiguo
y sacude las raíces

Tu placer
lentamente asciende
envuelto en el vaho del magma primigenio
y hay plumas de pájaros rotos en tu pelo
y muge la garganta de un terrón
extraído del fondo
como una piedra.

Tu placer, animal escaso.

Cristina Peri Rossi(1941)


Safe Creative #0911260084719



miércoles, 4 de diciembre de 2013

CARAJO


tiger-girl-tattoo-461776 ARISU NOMURA

Pero carajo, ¿es que no te enteras?
¿Es que acaso no me ves?
¿Es que no me escuchas?
¡Es que no sabes leer, puñetero!
Todas las palabras que vomito te nombran.
¿No reconoces la sangre que sangro?
Como te digo que te amo, que  todavía te amo,
que al parecer hay amores que no se queman en el infierno y duran
todas las vidas.


 Teresa Delgado © 2013


P.D. Carajo (Carallo) una interjección de enfado o sorpresa, también puede ser considerado como un insulto. Vela mayor o palo mayor de barco de Vela. Se asocia en la expresión "Vete para el carajo" Se solia utilizar esta expresión en la naval antigua cuando un marinero era regañado o sancionado. Era enviado al carajo (a la vela mayor) porque es donde mayor movimiento hay en el barco y donde uno se marea con mayor facilidad.


Safe Creative #0911260084719  Copyright © - Se otorga permiso para copiar y redistribuir este artículo con la condición de que el contenido se mantenga completo, se dé crédito al autor(es), y se distribuya gratuitamente.

martes, 3 de diciembre de 2013

Girón por girón de Lety Ricárdez




Miro pasar al ave
con las alas en cruz
ofrendándose al aire.
Amo.
Agradezco.


Allá arriba el risco escarpado. El otoño descalzo. Su crudeza. Es la sierra. La cumbre. El ignoto lugar. Ahí el nido del águila. La mujer.

Desde el llano trepó por la vereda. Dejó atrás el amparo de sombra y humedad. Le acompañaron los enhiestos pinos. Juntos desafiaron viento y soledad. Sin el sendero llegó la tierra yerta. La roca en su abandono y desnudez.

Está sola. Se apareó de por vida. Ferviente en el amor lleva consigo la memoria del vuelo y de la ofrenda. La compañía del macho. De su ausencia también. Cuando él no pudo ir más lejos ella contuvo el vuelo. Le acompañó.

No hay aguiluchos en el nido porque así debe ser. No existe ancla, ni eje para volver.

Está sola. Está sola. Las uñas no le sirven para asir ni cazar. Son metáfora del ciclo que concluye. Ella no vuela en círculos. No cerrará. Para ella sólo la espiral. Entre sus dedos, la piedra pedernal. Instrumento. Buril que con golpes metódicos desprende las escamas. Pluma a pluma. La vieja piel. Cada golpe percute, desprende, cauteriza. Cada girón un paso. Ciega, sorda, muda. Debe llegar a ser.

Sentada corre, con los ojos vendados desde el risco hasta el mar. El retumbo de olas, acompaña su paso. Perdió los ojos. Los arrancó.

Ah como duele la piel que le arde en llamas. Las plumas endurecidas que le impiden el vuelo. La memoria. El olvido. Hay mucho por restaurar.

Oculta a todo ojo se azota contra las piedras. Anhela libertad. Necesita llegar al fondo del silencio. Ciega sorda muda, llegar a ser, para volver a ser.


  Lety Ricárdez

Lety Ricárdez- oaxaca de Juárez- México


Safe Creative #0911260084719  Copyright © - Se otorga permiso para copiar y redistribuir este artículo con la condición de que el contenido se mantenga completo, se dé crédito al autor(es), y se distribuya gratuitamente.