DREAMER

jueves, 6 de febrero de 2014

Cadena Perpétua






Si ya fuimos lo se
lo sé y no quieras saber
de esta certeza que escribo a diario.
Saberte y que tú no me sepas
es sentencia a cadena perpetua en cualquier asteroide.
Invento palabras y las lanzo al vuelo
Son gaviotas de ti, no son mías.
Me empeño en volverme poesía
pero no estás en la tinta
y la página se queda en blanco.
Un día, otro día, otro día…
Me acerco a la playa 
para escribirte con sal
y te araño en la arena esperando
que un día recuerdes.
Una vida, otra vida, otra vida.
Me acerco a tu sueño y te beso los labios
Pero no se rompe el encantamiento
Y vuelvo a ocupar mi sudario.
Que hacer, dime qué hacer
 si agachando los ojos se corrió 
el estúpido velo
que desintegra la memoria
por un verso, otro verso, otro verso
y por los siglos de los siglos.


 Teresa Delgado © 2014


Safe Creative #0911260084719  Copyright © - Se otorga permiso para copiar y redistribuir este artículo con la condición de que el contenido se mantenga completo, se dé crédito al autor(es), y se distribuya gratuitamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo que escribo habrá valido la pena si llega a ese otro lado que eres tú.
Es entonces cuando firmo...
Cuéntame