DREAMER

domingo, 9 de marzo de 2014

ELLA




 Ella abre el pretil y me da paso.
El abismo servido: cielos rojos,
humedad y una barca a mis antojos
que me bajan de infierno a su Parnaso.

Y aunque al círculo suba sin ambages
y su fuego me lleve a sus querellas,
yo sabré reimprimir allí mis huellas
y traerla después a mis parajes.

Si ceguera ha de ser el contrapunto,
de la tierra hacia el cielo no hay ceguera
que al eclipse no incruste fiel bujía.

El amor es un ascua que en un punto
de mi arriba y su abajo prende hoguera.
Ella ondea mi sed en su ardentía.

©Antonio Arroyo Silva.



Safe Creative #0911260084719  Copyright © - Se otorga permiso para copiar y redistribuir este artículo con la condición de que el contenido se mantenga completo, se dé crédito al autor(es), y se distribuya gratuitamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo que escribo habrá valido la pena si llega a ese otro lado que eres tú.
Es entonces cuando firmo...
Cuéntame