DREAMER

sábado, 26 de abril de 2014

DEDICADO A UNA MUJER MÁS AZUL QUE EL CIELO







Porque a mí me está doliendo sé que esto es como ese instante entre página y página, ese de cuando bajas un escalón que no estaba y te quedas súbitamente colgado en el espacio. Como ese momento en que el estómago se vuelve una galaxia y la galaxia un punto y seguido. Ese sentimiento que te invade, que no se sabe que es pero que resuma incertidumbre, que duele y uno no sabe exactamente donde porque quizá no haya un lugar, ni dentro ni fuera, que no duela. Porque a mí me está doliendo sé que esto se agolpa en la garganta y  que es difícil calcular de cuantos siglos está hecho y hasta nos volvemos incapaces de entender qué sentido tiene. Porque a mí me está doliendo sé que esto a uno le hace sentir que solo es posible rendirse o no rendirse porque es un recoveco inevitable del paisaje  y que hay rutas que uno tiene que andar al abrigo de los otros.
Solo cabe recordar que, al final de los caminos, hasta donde yo sé, siempre hay una luz y que dirigirse a ella es la único que se puede hacer para que el cuento continúe y se desarrolle de la manera adecuada. No creo en finales felices pero si en los precisos porque los cuentos se nutren de esa clase de sabiduría que mana de las alturas akasicas que no de la cabeza afortunadamente. Sé que todos los ríos vuelven a su cauce, todos los caminos llevan a Roma, que todos los gatos no son todos pardos, ni todos los males llegan a durar cien años. Ojalá encuentre un cuento, el cuento preciso, el ungüento, la caricia, el lugar,  la palabra o  el silencio que aligere el viaje, acorte la noche, alivie el vacío, sane la herida, te devuelva la confianza y repare la herida. Ojalá nos devuelvas, tan pronto como sea posible y tu alma precise, el maravilloso paisaje de tu sonrisa y la belleza sutil e indiscutible de tus alas.

 Teresa Delgado © 2014

P.D. Esto que escribo hoy, lo escribo en el aire para que te llegue en cualquier respiro.

Safe Creative #0911260084719  Copyright © - Se otorga permiso para copiar y redistribuir este artículo con la condición de que el contenido se mantenga completo, se dé crédito al autor(es), y se distribuya gratuitamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo que escribo habrá valido la pena si llega a ese otro lado que eres tú.
Es entonces cuando firmo...
Cuéntame