DREAMER

viernes, 16 de mayo de 2014

PERDERSE

Beatriz Martín Vidal



No me mires tan a la cara,
no me hables tan claro,
 tan a mí.
No me digas tan exactamente lo que preciso 
cuando me asfixian los despropósitos
y me vuelves viva. 
Me dan ganas de irme por donde mismo vine,
de morirme por donde mismo me iba muriendo
antes de descubrir tu existencia. 
quizá deba retomar la misma página del libro que quedó invisible
solo, incierto.
No me cuentes más cuentos 
yo no seguiré inventándome que me los cuentas
No me rimes más estrellas, 
abandonaré mi absurdo empeño de mirarlas 
y sentir que son tus versos.
Yo a cambio te prometo no escribir  más poesía. 
No me hagas soñar despierta,
renuncio a construir mis paisajes contigo. 
No me muerdas las promesas,
me quedaré al otro lado del puente 
de Madison.
No sé quién me invitó a quererte tanto 
No sé quién me inoculó tu veneno.
No mendigaré tus palabras cada día y cada noche 
no buscaré mas tus migas de pan 
perderse en un bosque no es tan malo
como sentir que todos los cuentos del mundo 
están vacíos de tus labios.

Teresa Delgado © 2014

Safe Creative #0911260084719  Copyright © - Se otorga permiso para copiar y redistribuir este artículo con la condición de que el contenido se mantenga completo, se dé crédito al autor(es), y se distribuya gratuitamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo que escribo habrá valido la pena si llega a ese otro lado que eres tú.
Es entonces cuando firmo...
Cuéntame