DREAMER

martes, 3 de febrero de 2015

Desconsuelo



Todos salieron en busca del pequeño. Ya era de noche cuando lo encontraron en lo alto de la montaña completamente empapado, no por la intensa lluvia sino por su caudaloso llanto.
El pobre niño no había logrado saber porqué lloraba de ese modo el cielo y mucho menos consolarlo.
Teresa Delgado © 2015



Safe Creative #0911260084719  Copyright © - Se otorga permiso para copiar y redistribuir este artículo con la condición de que el contenido se mantenga completo, se dé crédito al autor(es), y se distribuya gratuitamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo que escribo habrá valido la pena si llega a ese otro lado que eres tú.
Es entonces cuando firmo...
Cuéntame