DREAMER

sábado, 24 de octubre de 2015

LLEGABA




Llegaba. Se sentaba. Pedía un café. La miraba.Se moría de amor. Pagaba la cuenta. Se iba. Pagaba la cuenta. Se moría de amor. La miraba. Pedía un café. Se sentaba. Llegaba. Se sentaba. Pedía un café. La miraba. Se moría de amor. Pedía la cuenta. Se iba.
El dueño del bar cerró el negocio. Ella dejó de esperar una sola palabra de aquel hombre que cada día la miraba con amor infinito. Él dejó de beber café.

 Teresa Delgado © 2015

Safe Creative #0911260084719  Copyright © - Se otorga permiso para copiar y redistribuir este artículo con la condición de que el contenido se mantenga completo, se dé crédito al autor(es), y se distribuya gratuitamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo que escribo habrá valido la pena si llega a ese otro lado que eres tú.
Es entonces cuando firmo...
Cuéntame