DE ALMA A ALMA

viernes, 11 de noviembre de 2011

OFELIA



Esperar asomada a mis labios

a que lleguen los tuyos.

Sentir como versos tus pasos

que se acercan a perturbar mi cordura.

Me asomo y solo hay noche

La brisa me dice que has estado cerca,

Tan cerca que podría volverme loca de besos,

perder el aliento, el equilibrio y caer

desde mi canto al infierno.

No se sale con vida de la muerte.

Nadie vuelve a ser el mismo tras renacer

desaparecen las orillas

y tu única opción es ser el torbellino

previo a los labios que portan el único beso,

la contraseña, la moneda precisa que paga al barquero

y la barca que viaja a los confines del mundo.

Hay un Hamlet en cada corazón poeta

y la luz de una Ofelia 

en cada mujer que alguna vez en su vida

se ha topado de frente con la sangre y los ojos del poema.

       Teresa Delgado © 2011


Safe Creative #1011077789773

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo que escribo habrá valido la pena si llega a ese otro lado que eres tú.
Es entonces cuando firmo...
Cuéntame