DE ALMA A ALMA

viernes, 24 de julio de 2015

CASI



A casi media luna
y casi media noche.
A casi un beso
y casi un roce,
A un solo milímetro de piel,
y un océano de palabras.
A una eternidad
y un instante de distancia
ocurre un estallido de estrellas,
despierta un volcán,
suspira el viento,
ondulan su pelvis  las olas
y gotea sinuoso el silencio.
Cierro el libro,
abrazo a esta media noche,
lleno la luna de mi
y de tí toda la estancia.
Me retiro,
plácidamente,
a inventarte.

Teresa Delgado © 2015

 
Safe Creative #0911260084719Copyright © - Se otorga permiso para copiar y redistribuir este artículo con la condición de que el contenido se mantenga completo, se dé crédito al autor(es), y se distribuya gratuitamente.

jueves, 23 de julio de 2015

MOGÁN

http://viajar.elperiodico.com/destinos/europa/espana/los-10-pueblos-marineros-mas-bellos-de-espana

 "Mogán, un pueblo blanco colgado de un risco y al que el Océano Atlántico le besa los pies..."

Esto escribí antes de 1985, año en que finalizaron las obras del puerto deportivo que le plantaron delante al pintoresco pueblo "de verdad", el lugar en donde nacieron mis padres y donde pasé los veranos de mi niñez y adolescencia.

No obstante no quedó mal la estampa y parece ser que incluso ha sido considerado uno de los 10 pueblos marineros más bellos de España.

No es queja, es nostalgia. Poco se puede hacer en contra del poderoso monstruo de la oferta y la demanda por eso a mí me gusta saber que conservo aquella otra fotografía, con todos sus matrices, con los sonidos, olores, colores, sabores y sensaciones intactas. El arrullo de los cantos rodados por las olas, yendo y viniendo como cantando un arrorró. El olor a mar, a eucalipto, a mango y plataneras, a pan recién hecho y fruta fresca. El hervidero de vida en aquella plaza,de chiquillos descalzos. El puente de madera( el auténtico) el sonido de los zapatos sobre las piedras, el silencio en los mares pequeños contenidos en los charcos en donde cogíamos cabozos para fabricar un mar en una lata de sardinas solo para nosotros.Nadar hasta la piedra picúa.  Bañarse en los estanques de agua densa y verde junto a las ranas. la sensación de deslizarte sobre el limo con los pies descalzos paseando "El Botagua", el color del mar tan azul y tan profundo, la quietud que acompañaba a aquellas imponentes puestas de sol. Los recuerdos, aprenderme de memoria los nombres de las falúas varadas en la playa, tropezarme con las nasas en las noches sin luna, tropezarme con la luna en la inmensa noche. Las ramas de los eucaliptos cantando bajito mientras danzaban con la brisa de esas otras noches mágicas, cuajadas de estrellas y de amor. El amor. El cielo azul índigo de las noches de verano. El cielo...



Teresa Delgado © 2015











Safe Creative #0911260084719  Copyright © - Se otorga permiso para copiar y redistribuir este artículo con la condición de que el contenido se mantenga completo, se dé crédito al autor(es), y se distribuya gratuitamente.

martes, 21 de julio de 2015

ESPEJISMOS


Fotografía: isis Montelongo

 Sobre el espejo
de mis labios mojados
como la arena
playa de olas y besos
promesas y espejismos
Teresa Delgado © 2015


Safe Creative #0911260084719  Copyright © - Se otorga permiso para copiar y redistribuir este artículo con la condición de que el contenido se mantenga completo, se dé crédito al autor(es), y se distribuya gratuitamente.

lunes, 20 de julio de 2015

PUENTES





── ¿No hay más puentes señor?
── Me temo que no- respondió el anciano que había accedido a acompañarla a aquel recóndito lugar del final del mundo.
Por primera vez en todo aquel tiempo de búsqueda incansable, ella decidió volver a casa.
Volvía tan sola como había partido pero esta vez sin su esperanza secreta.
Tanto tiempo había pasado que ya nadie la reconocía, había cambiado tanto por fuera como por dentro. Solo alguien la advirtió por su perpetua manía de mirar a los ojos y se acercó a recibirla. Allí estaba aquella mujer que un día se fue de su lado en busca de un beso invisible al final de un puente imaginario.
La abrazó y en su abrazo, ella sintió que su viaje había concluido.


 Teresa Delgado © 2015


Safe Creative #0911260084719  Copyright © - Se otorga permiso para copiar y redistribuir este artículo con la condición de que el contenido se mantenga completo, se dé crédito al autor(es), y se distribuya gratuitamente.