DREAMER

jueves, 31 de marzo de 2016

ANÉCDOTAS PASADAS POR AGUA





Ayer por la tarde me recompuse de un largo servicio de noche para asistir a una cita ineludible con una poeta amiga. Decidí llegar un rato antes para dar un delicioso paseo por la calleTriana, mirar un par de tiendas, parar a tomar un café calentito en La Peregrina y continuar andando hacia la exposición.
Estos últimos días han sido luminosos y calentitos, como vestidos para estrenar primavera, por lo que justamente ayer decidí guardar las botas y los abrigos. Por la tarde me fui a Las Palmas con mis zapatitos de tacón y una leve gabardina para el paseo.
A medida que me iba acercando a la capital y contemplando lo condensado y gris tirando a negro de las nubes, comencé a sentir el temor del desacierto pero seguí hacia delante. Cuando me bajé del coche empezaron a caer  del cielo tímidas gotas que en un momento fueron cobrando fuerza hasta volverse hostigadoras y sobretodo frías y mojadas, muy mojadas. Me puse el gorro de la gabardina y aguanté como pude el frío del agua sobre la piel que quedaba al descubierto en mis pies SIN BOTAS. Pisé charcos y soporté el frío que la gabardina no podía contener hasta llegar a La Peregrina , pedí un café y luego otro y luego otro mientras esperaba que escampara para continuar directamente a la exposición ya que el resto de los pasos del plan se volvieron inviables debido al cambio inesperado del tiempo correspondiente a nuestra tropicalidad.
Llegué casi a las siete al Museo Domingo Rivero en donde mi amiga iba a exponer y recitar. llegué mojada, muerta de sueño (por la noche que llevaba a cuestas sin reponer) y de frío, acelerada porque habitualmente solo bebo un café al día pero ilusionada por disfrutar del acto.
Cuando llegué a la sala, me extrañe por no encontrarme con los habituales. No habían caras desconocidas pero echaba de menos por encima y sobre todo a mi amiga, protagonista del evento. Fue entonces cuando, poco a poco, descubrí que había llegado no diez minutos antes sino con veinticuatro horas y diez minutos de antelación.
Una vez allí me quedé a disfrutar del debate “La Islicidad. El paisaje y la creación artística” introducido por el arquitecto Alejandro García Medina dentro del programa de actividades del grupo “Puntos de Partida" y coordinado por Orlando Hernández (Escuela Luján Pérez) y José A. Luján (Literatura) El debate era abierto y participativo pero yo me limité a ser oreja, no porque no se me ocurrieran cosas que me inspiraron y mucho todas las intervenciones, sino por miedo a que no me saliera la voz del frío que llevaba puesto. Dicen que nada es azar y como realmente me pareció una actividad interesante y yo siempre ando haciendo malabarismos con el tiempo para llegar y estar en actividades inspiradoras como aquella  igual repito a las siguientes sesiones que tienen programadas y que les recomiendo. Por lo pronto, hoy ando al calor del hogar preparando el “Había una voz…” de este próximo domingo y reservándome para ir esta tarde a lo de mi amiga, un recital poético visual al que titula “Ojos de lienzo. Imágenes y palabras” en el que intervendrá junto a Alicia Llarena y que no me pierdo por nada del mundo. Ya saben, será esta tarde, jueves, 31 de marzo a las 19:00 horas en el Museo Poeta Domingo Rivero( no vayan a ir ayer como yo). Ya he vuelto a sacar las botas y los abrigos a lugares accesibles y como anoche dormí todita la noche seguro que no me equivoco y si me equivoco será por lo que ella dice y escribió al enterarse de la hazaña que conté, en clave de humor, en nuestro grupo de mujeres poetas, una vez salí de la inesperada actividad cultural programada para ayer miércoles y que como todo lo que escribe me encantó:

Dice Berbel:

Es que mi gente es así,
mi gente es loca porque si fueran cuerdas
me las llenaban de nudos.
Mi gente se pasea con la lluvia
y pasan más frío que un perro chico.
Mi gente no se despista,
mi gente tunea los almanaques.
Y es que en el fondo del fondillo son poetas,
poetas de toda la vida,
angelitos de las letras y kamikazes de versos
y... ¡Gracias a Dios!
 Teresa Delgado © 2016


Safe Creative #0911260084719  Copyright © - Se otorga permiso para copiar y redistribuir este artículo con la condición de que el contenido se mantenga completo, se dé crédito al autor(es), y se distribuya gratuitamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo que escribo habrá valido la pena si llega a ese otro lado que eres tú.
Es entonces cuando firmo...
Cuéntame