DREAMER

miércoles, 2 de marzo de 2016

VIRGENES INEXISTENTES




Como cada viernes, prepararon la maleta para pasar el fin de semana junto a sus abuelos. Durante el trayecto, su padre cantaba la canción que sonaba en la radio del coche.
─Esta tarde vi llover, vi gente correr…
Iba a corregirlo cuando se dio cuenta de que aquello tenía mucho más sentido que lo que ella había cantando siempre. No dijo nada y han pasado muchos años desde entonces, pero como si de una letanía se tratase, cuando escucha esa canción le viene a la memoria este recuerdo y canta:
─Esta tarde vi llover, virgen de correr….Y no estabas tú...

 Teresa Delgado © 2016



Safe Creative #0911260084719  Copyright © - Se otorga permiso para copiar y redistribuir este artículo con la condición de que el contenido se mantenga completo, se dé crédito al autor(es), y se distribuya gratuitamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo que escribo habrá valido la pena si llega a ese otro lado que eres tú.
Es entonces cuando firmo...
Cuéntame