DE ALMA A ALMA

sábado, 11 de febrero de 2017

DURAZNO




Morder el durazno en su vertiente norte
sorber su sed
rozar con los dientes
su única y rugosa promesa.
Acariciar los labios, inundar el paladar
tragar el tiempo,
el alivio
las razones del árbol
sus soles, sus lunas
sus heridas
los secretos de la raíz,
Inyectar en las venas su esencia
de terciopelo
dulce y amarillo.
Respirarlo. Hacerlo de ti.
No es verano
pero sé cerrar los ojos
y tengo memoria.


 Teresa Delgado © 2017


Safe Creative #0911260084719  Copyright © - Se otorga permiso para copiar y redistribuir este artículo con la condición de que el contenido se mantenga completo, se dé crédito al autor(es), y se distribuya gratuitamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lo que escribo habrá valido la pena si llega a ese otro lado que eres tú.
Es entonces cuando firmo...
Cuéntame