DREAMER

martes, 18 de julio de 2017

Aunque parezca otra elegía a Pavese este es un poema a tus ojos



La vida un vicio absurdo para Pavese
Aunque parezca otra elegía a Pavese este es un poema a tus ojos

Alguien fue herido

hace mucho tiempo

Cesare Pavese

 Demasiado se ha escrito sobre aquella jornada,
aquel hotel, las dieciséis pastillitas no se sabe
si engullidas de golpe o una a una;
la muerte se desconoce si trasegada de un solo amargo sorbo
o si dedicó cada estocada de veneno a una pena, a un desamor,
si las tomó como un crío toma las cucharadas de sopa:
esta para mamá, esta para tal ingratitud, esta para cual traición…
Demasiado se ha recreado luego aquel verso afortunado,
El que habla de la muerte y de los ojos de alguien,
Los ojos amados, ojos como pastillitas amarillas.
Se ha jugado con ese verso terrible
Como un niño juega con la pistola cargada del padre
olvidada como a veces se olvida la muerte,
como se olvida alguien de tomarse sus pastillas.
La muerte ha venido desde entonces con ojos de todos los colores,
con ojos de todos los desdenes,
han venido ojos con otros ojos dentro,
muertes con ojos de perro fumando en pipa,
pastillas con ojos que te exploran por dentro
mientras caen al fondo de un poema olvidado en un hotel.
Pero qué verso, Pavese, qué verso tan bello y tan amargo.
A mí
(cómo sustraerme a una nueva vuelta de tuerca,
a seguir exprimiendo a ese muerto, sus párpados,
su muerte con ojeras, sus gafas redondas como pastillas),
a mí lo que de verdad me asusta de la muerte,
venga o no tragando pastillas y fumando en pipa,
lo que de verdad me atormenta es
que cuando venga la muerte
no tenga, amor, tus ojos.

Pedro Flores



Safe Creative #0911260084719  Copyright © - Se otorga permiso para copiar y redistribuir este artículo con la condición de que el contenido se mantenga completo, se dé crédito al autor(es), y se distribuya gratuitamente.