PÁJAROS- Gustavo Santaolalla

jueves, 11 de agosto de 2011

AGUA BENDITA PARA UN FENIX



Y transmuto mi amor en tu sed.

tu transmutas tu sed en la sangre

de mis venas poesía.

Mi voz  se adueña de la quinta palabra:

- Tengo sed-

tengo sed y el  vinagre,

agrietando esta página,

escribe muerte

con las gotas de sal de mis días.

Agua,

agua para esta bendita agonía,

Apiádate de mí, indúltame,

permite que  desde mi costado

renazca a la vida o muera por fin,

escribiendo tu nombre

con mis propias cenizas.

 Teresa Delgado © 2011

Safe Creative #1011077789773