PÁJAROS- Gustavo Santaolalla

jueves, 29 de septiembre de 2011

Galimatias

La mitad de todo sigue siendo todo en esencia.
La esencia de todo es nada, 
ese algo indivisiblemente completo. 
Completamente indivisible.
Completarse es quizá tan solo saberse, 
¡Pero, como duele saberse incompleto! 
Suscribe  Rorschach.
Teresa Delgado © 2011 
Safe Creative #1011077789773