PÁJAROS- Gustavo Santaolalla

miércoles, 24 de abril de 2013

SAPOS Y CULEBRAS




 Yo, si tu quieres te beso. Te muerdo los labios hasta que drenes todo ese veneno tuyo, pero no te prometo que suenen violines, tampoco que te vuelvas sapo y mucho menos que la sangre llegue al río.

 Teresa Delgado © 2013
 Safe Creative #0911260084719