PÁJAROS- Gustavo Santaolalla

miércoles, 17 de julio de 2013

Relojes



 Yo, como el reloj de Papini, también tengo dos momentos al día en que mis agujas coinciden con el tiempo del mundo, y realmente son instantes gozosos esos en que nada chirría, ni suenan exabruptos, ni cristales rotos; pero si tengo que ser sincera a medida en que precisamente el tiempo, ajeno a sus agujas va pasando por mí, yo disfruto más de las otras diez horas en las que desentono y me llaman rara, sensible, loca, ilusa y hasta poeta...


 Teresa Delgado © 2013

Safe Creative #0911260084719