PÁJAROS- Gustavo Santaolalla

viernes, 9 de agosto de 2013

Mi alma y la tuya suceden de Mirta Venezia





No sé si esta es la llave que abre el hallazgo; con pizcas de miedo y un ramillete de luces broto, de mi raíz germina una mata de arbusto profusa y verde, cálida como té de manzanilla.
Broto para encontrar el escrito que te anuncia y abruptamente ahí en la puerta de ambos mundos puedo adivinarlo. Tú lo sabes de antes de la espera. Crujen las tablas que llevan al ático perdido y esa es la inequívoca señal. Con la estampida de un relámpago silencioso sucedes, y mi alma también sucede, apresta sus enaguas, su lastimada ingenuidad, su acobardada ternura. Y me empiezo a estirar dentro del capullo, me restriego y esfuerzo y nazco mariposa en el hueco de tus sabias manos que de vez en cuando, casi todo lo pueden.


Mirta Venezia/Ley 11723

https://www.facebook.com/mirta.venezia

Safe Creative #0911260084719 Copyright © - Se otorga permiso para copiar y redistribuir este artículo con la condición de que el contenido se mantenga completo, se dé crédito al autor(es), y se distribuya gratuitamente.